Alcalde y Concejo acuerdan abrir 100 millas de calles a peatones durante crisis del coronavirus

De Blasio anunció que se comenzará primero con 40 millas que serán cerradas al tránsito de vehículos

El principal punto del desacuerdo era la cantidad de policías que se necesitan para dar seguridad a los peatones al cerrar calles.
El principal punto del desacuerdo era la cantidad de policías que se necesitan para dar seguridad a los peatones al cerrar calles.
Foto: Ramón Frisneda / Getty Images

Luego de al menos dos semanas de desacuerdo entre el alcalde Bill de Blasio y el presidente del Concejo Municipal Corey Johnson, sobre la propuesta de abrir 75 millas de calles para el esparcimiento de peatones durante el tiempo que dure la crisis del coronavirus, este lunes el mandatario municipal anunció que se había alcanzado un acuerdo que inicialmente permitirá cerrar en los próximos días 40 millas al tránsito de vehículos.

“Llegamos a un acuerdo con el presidente Johnson y el Concejo Municipal para que la meta sea que, durante el tiempo que dure la crisis del COVID-19 -lo cual no sabemos hasta cuándo será-, se llegue hasta las 100 millas de calles abiertas para peatones”, indicó el Alcalde este lunes en su rueda de prensa diaria.

El pasado miércoles Johnson y la también concejal de Manhattan Carlina Rivera presentaron la propuesta de ley de apertura de calles, medida que no era compartida por De Blasio, quien canceló un plan piloto a mediados de marzo que apenas duró una semana, asegurando que muy pocos peatones estaban usando las vías puestas a su disposición y eso requería el uso de un gran número de policías para garantizar la seguridad de los transeúntes, fuerza que, según el Alcalde, se debía usar mejor en otras área más necesitadas durante la emergencia de salud.

Al responder a preguntas de por qué había cambiado de opinión, el Alcalde dijo: “La diferencia ahora es que luego de varias conversaciones con el Concejo, logramos que el tema de la seguridad esté al frente. Logramos un consenso de que el asunto de la seguridad esté antes que nada, a las vez que analizamos qué tipo de reforzamiento policial será usado, y para ello contaremos con nuestros socios comunitarios”.

La propuesta de Johnson y Rivera de abrir calles en todos los cinco condados a peatones, crearía grandes espacios al aire libre para caminar, correr y montar bicicletas, permitiendo aliviar la presión sobre los parques llenos de gente y les daría  a los neoyorquinos más espacio para que puedan estar afuera sin violar las normas de distanciamiento social.

“El Concejo está encantado de que nuestro llamado a abrir calles haya sido respondido y esperamos trabajar con la Administración para darles a los neoyorquinos el espacio que necesitan para distanciarse socialmente de forma adecuada”, dijo Johnson al reaccionar al acuerdo.

“A medida que el clima mejora y esta crisis sin precedentes se prolonga, necesitamos hacer todo lo que esté a nuestro alcance para mantener a nuestros vecinos seguros y saludables. Este anuncio es un excelente punto de partida para la conversación en curso sobre cómo compartimos nuestros espacios públicos durante esta pandemia y en un futuro posterior al coronavirus “, agregó el líder del Concejo.

Preparándose para mayo

Aunque no dio muchos detalles del plan acordado, al indicar que se presentarán en los próximos días, el Alcalde sí explicó que el “Departamento de Transporte de la Ciudad (DOT), el Departamento de Policía de Nueva York (NYPD) y el Concejo Municipal trabajarán en conjunto para escoger las calles que serán cerradas al tránsito vehicular”, agregando que la prioridad serán calles cercanas a parques, “lo que permitirá que la expansión del espacio a peatones naturalmente será más grande al unirse el parque con la calle adyacente que se cerrará”.

Indicando que con la llegada de mayo se empezarán a registrar temperaturas más calientes, lo que provocará que más neoyorquinos busquen salir de sus casas, principalmente a los parques, la apertura de calles cerca de esos lugares permitirá estar preparados para recibirlos y a la vez asegurar que los neoyorquinos puedan mantener una separación de al menos seis pies los unos de los otros.

En todas estas calles se usarán barricadas para mantener al público seguro, pero el Alcalde explicó que todavía no estaba claro si serán temporales o permanentes. Decisiones similares también deberán tomarse para determinar qué tipo de reforzamiento, incluyendo policial, se usará, lo que será acordado por el tipo de área, el vecindario y el trabajo comunitario que el NYPD haya tenido en esa zona.

De Blasio insistió que no podemos olvidar “lo que hemos logrado con Visión Cero, y no podemos bajar la guardia ante el problema de que siempre habrá conductores irresponsables y por ello debemos garantizar la seguridad de los peatones todo el tiempo”.

Acuerdo para abrir calles:

  • 40 millas serán abiertas inicialmente.
  • 100 millas es la meta total.
  • 60 millas serán de calles adyacentes a parques.
  • 20 millas identificadas en consulta con las comisarias locales, Juntas Comunitarias y otros socios.
  • 10 millas administradas por socios locales, asociaciones de vecinos en cada cuadra u otros grupos comunitarios.
  • 2.5 millas serán de aceras ensanchadas.
  • 10 millas de carriles de bicicletas protegidas.