Concejo de NYC aprobará ley que convierte en delito grave tácticas usadas para someter a George Floyd

Concejales de la Gran Manzana tratan de bajar presión a las protestas con un paquete legal que regulará la conducta de los efectivos de NYPD

Concejo de NYC aprobará ley que convierte en delito grave tácticas usadas para someter a George Floyd
Miembros de la cámara municipal de NYC se reunieron en Foley Square
Foto: Fernando Martínez / Impremedia

Un par de leyes y un grupo de resoluciones, que pondrían barreras a los abusos policiales en la Gran Manzana, serán aprobadas este mes por el Concejo Municipal. Estas iniciativas pretenden convertirse en un referente para el país, cuando las protestas y el caos, por la muerte del afroamericano George Floyd, siguen causando destrucción en varias ciudades.

El presidente del Concejo, Corey Johnson, anunció este martes que la legislación abordará la mala conducta de los efectivos policiales y penalizará el uso de un estrangulamiento por parte de un oficial u otras técnicas que restringen la respiración. Además, un segundo paquete exigirá que el Departamento de Policía de la Ciudad de Nueva York (NYPD) diseñe pautas para la disciplina policial.

“La ira que estamos viendo en Nueva York y a nivel nacional, por el sistema de justicia penal, está justificada. Y no terminará hasta que enviemos un mensaje claro, de que no toleraremos este tipo de comportamiento, y que hay consecuencias por usar técnicas mortales. Debemos mostrarle al mundo que existen consecuencias legales por mala conducta policial, no solo decisiones a puerta cerrada basadas en estándares desconocidos “, dijo Johnson.

La ley 536 que se discutirá el próximo 9 de junio, tipificará a los estrangulamientos como un delito, pero se modificará para incluir otras técnicas mortales, como colocar una rodilla en el cuello de una persona.

También, el proyecto legal 1309, creará las pautas para una matriz disciplinaria que se hará pública, para que los neoyorquinos tengan una mejor comprensión de las posibles sanciones y cómo actuar ante eventos de brutalidad policial.

Las iniciativas fueron dadas a conocer durante un rally en Foley Park, en frente de la Corte Suprema en el Bajo Manhattan.

Uno de los asistentes al evento fue el activista por los derechos civil el reverendo Al Sharpton, quien en su intervención elogió a los manifestantes pacíficos que se mantienen en las calles, pero condenó enérgicamente a quienes usan la “tragedia para sembrar la anarquía”.

No finjan ser activistas, usando el nombre de Floyd. Yo también critico la respuesta del Gobierno federal a la crisis. Están tratando de militarizar al país, en lugar de humanizarlo”, sentenció Sharpton.

Concejal Cabrera: Se debe tipicar como delito grave las llaves de estrangulamiento. (Foto: Fernando Martínez)

“Latinos deben apoyar esta lucha”

El concejal Fernando Cabrera, presentó una resolución con la cual se hace un llamado a la Asamblea Estatal y la gobernador Andrew Cuomo a aprobar una legislación que establezca el estrangulamiento como un delito de primer grado.

“La ley estatal actual designa la aplicación de presión sobre la garganta o el cuello, con la intención de impedir la respiración normal o la circulación sanguínea, como un delito menor, que se convierte en un delito violento Clase C si resulta en lesiones físicas graves. Claramente esto es insuficiente”, aseveró el concejal de El Bronx.

Entre tanto, la concejal Carlina Rivera, está promoviendo otra resolución que pide la aprobación al Congreso de la Ley Eric Garner de Prevención de Uso Excesivo de la Fuerza de 2019, presentada por el representante Hakeem Jeffries, que haría ilegal el uso de un estrangulamiento por parte de un oficial de policía, bajo las leyes federales de derechos civiles.

“Si vamos a abordar el racismo y la desigualdad, tenemos que comenzar con una de las injusticias más básicas en este país: que si usted es negro o moreno, enfrenta la posibilidad real de violencia, incluso en los encuentros más simples con la policía”, razonó Rivera.

Carlina Rivera: Esta lucha pacífica también es de los hispanos. (Foto: Fernando Martínez)

La concejal de origen boricua, dijo que era imperativo que los hispanos que viven en Nueva York ayuden a amplificar la voz y a defender todas las políticas que buscan bajar el tono de la violencia policial en los vecindarios más pobres.

“Esta es una lucha también de los latinos, uno de los grupos más agobiados por NYPD. No es un asunto que afecta solo a los afroamericanos”, puntualizó.

Otra resolución, exhorta a la Asamblea Estatal que derogue la Ley 50-a, la cual impide que se publiquen los registros disciplinarios de los efectivos de NYPD.

Condenamos la anarquía

Estos proyectos legislativos surgen en medio de un clima encendido, en donde manifestantes y organizaciones por los derechos civiles, han traído a la palestra, el caso de Eric Garner, quien hace seis años fue supuestamente estrangulado por el oficial del NYPD Daniel Pantaleo durante un operativo de arresto, en condiciones muy similares a las de George Floyd. Pero, con la diferencia que el agente de la Uniformada neoyorquina, no enfrentó cargos. Y está libre.

La madre de Garner, Gwenn Carr, acudió al acto de presentación de estas leyes y resoluciones. Indicó emocionada que “queremos que un oficial de policía que usa una táctica de estrangulación sea encerrado y acusado de inmediato. El oficial Pantaleo fue despedido pero eso no fue suficiente. Nueva York necesita ponerse de pie y detener estos asesinatos “.

La señora Carr, quien se convirtió una activista nacional en contra de la brutalidad policial, desde que su hijo perdió la vida en medio de un operativo de detención de NYPD, aseveró que la nación tiene “razón en indignarse”, y que los proyectos de ley sobre la mesa, pueden ser el primer paso para un cambio real.

“Nueva York debería establecer el tono, porque la primera vez que escuchamos, ‘No puedo respirar’, no fue en Minneapolis. Fue aquí en Staten Island, hace seis años, y no hicimos nada“, recordó eufórica Carr.

La activista reconoció que existen muchos “oportunistas” generando violencia en la ciudad en medio de esta lucha.

La activista Gwenn Carr, madre de Eric Garner, condena a los oportunistas violentos. (Foto Fernando Martínez)