Ni tan ligeros … Todo lo que debes saber sobre los efectos de los productos light

Los productos light son una alternativa reducida en calorías, sin embargo este parámetro no necesariamente los vuelve alimentos saludables y nutritivos

Ni tan ligeros … Todo lo que debes saber sobre los efectos de los productos light
El consumo de productos light puede derivarse en condiciones de salud delicadas.
Foto: Shutterstock

La industria alimentaria es una de las más emblemáticas y lucrativas a nivel internacional, es por ello que la oferta de productos cada vez es mayor. El siglo XXI trajo consigo todo tipo de alimentos procesados y en su mayoría se destacan por su dudoso valor nutricional, en muchos casos se trata de productos con un alto aporte en calorías por ende son portadores de grandes cantidades de azúcares, harinas refinadas sodio, grasas saturadas y trans, que son considerados como elementos perjudiciales para la salud y que tienden a derivarse enfermedades crónicas. 

Años más tarde la composición nutricional de los productos procesados fue altamente cuestionada por especialistas en nutrición y médicos, por ende las industrias alimentarias crearon los ya famosos “productos light” o bajos en calorías. Estos productos fueron creados como una alternativa para aquellas personas con restricciones calóricas, con interés en bajar de peso y con el objetivo de ofrecerle a este mercado “opciones más saludables”. 

¿Qué son los productos light?

El término se refiere a aquellos productos que han sido sometidos a una reducción calórica en comparación con su versión original o natural. Para que un producto sea considerado light tiene que adecuarse a las siguientes especificaciones:

  • Es necesario que exista el producto original (es decir en la versión no light) en el mercado.
  • Se debe reducir el 30% del valor energético del producto. También puede tratarse de productos que fueron reducidos en componentes específicos como es el caso de los azúcares y grasas. 
  • El etiquetado debe mencionar el porcentaje en la reducción de calorías y el valor energético. 

Lo que sucede con este tipo de productos es que normalmente son bajos en algún elemento y resultan altos en otro, por ejemplo: es normal que los alimentos bajos en grasa, tengan un alto porcentaje en azúcar añadida y viceversa. Esto es prácticamente una norma en la industria alimentaria y se hace con el objetivo de conservar el sabor y hacerlos más agradables al gusto. 

¿Qué efectos causan en el organismo?

El consumo de productos light de manera habitual tiende a derivarse en desequilibrios nutricionales, que debilitan el funcionamiento del organismo, deterioran a los órganos y tienden a derivarse en enfermedades. Su consumo puede asociarse con algunas condiciones entre las que se destacan:

1. Mayor incidencia de padecer sobrepeso y obesidad: Uno de los principales riesgos asociados con un aumento de peso radica en que las personas tienden a comer el doble de las porciones normales, sólo por tratarse de productos bajos en calorías. 

2. Afectaciones en el sistema digestivo e intestinal: En su mayorías son productos a los que se les añaden aditivos y conservadores que afectan directamente la digestión y el tránsito intestinal. 

3. Nula nutrición: Estos productos son modificados de su composición original, el procesamiento por el que pasan es responsable de eliminar su contenido en nutrientes importantes. El consumo de alimentos con calorías vacías genera alteraciones en el rendimiento físico, mental y estado de ánimo. 

Es importante saber que light no es sinónimo de saludable, el valor calórico de un alimento únicamente hace referencia a cuánta energía aporta el producto. Este concepto nunca se refiere a la calidad nutricional de un alimento, es imposible comparar las 200 kcal que aporta una porción de papas fritas, contra las que brinda la misma cantidad de frutos secos. 

Cuando optemos por elegir el consumo de estos productos es fundamental leer con atención las etiquetas y revisar a detalle los componentes nutricionales. Al revisar la lista de ingredientes hay una regla básica para comprarlos “elige aquellos productos que tengan menos ingredientes”. Este es un sencillo concepto que garantiza que el alimento es lo más natural posible, también resulta clave evitar a toda costa adquirir aquellos productos que entre los primeros tres ingredientes contengan azúcar, jarabe de maíz, caña de azúcar, maltosa o dextrosa, esto quiere decir que son productos ricos en azúcar sin importar que sena lights o no.