Con respaldo de Alexandria Ocasio, Samelys López lucha por una silla en el Congreso para El Bronx

La líder comunitaria, nacida en Puerto Rico y criada en El Bronx, asegura que ninguno de los 11 candidatos que se pelearán la curul que deja José Serrano en el Distrito 15 representa a la clase trabajadora

Con respaldo de Alexandria Ocasio, Samelys López lucha por una silla en el Congreso para El Bronx
Samelys López lucha por una silla en el Congreso para El Bronx
Foto: Campaña Samelys López / Cortesía

El próximo 23 de junio se llevarán a cabo las elecciones primarias en Nueva York, y tras el anuncio del congresista José Serrano, de no buscar su reelección en el Congreso federal, por el Distrito 15 de El Bronx, la líder comunitaria Samelys López, espera derrotar en las urnas a los otros 11 candidatos inscritos que pelearán en los comicios por esa curul, y llegar a Washington. Dentro de la batalla política por esa silla congresional hay 7 latinos, entre ellos los concejales Ydanis Rodríguez, Ritchie Torres, Rubén Díaz y Melissa Mark-Viverito.

Nacida en Puerto Rico y criada en el sur del Bronx por su madre dominicana, la candidata, quien cuenta con el apoyo de la congresista del distrito vecino, Alexandria Ocasio-Cortez, se vende como sangre nueva y defiende que su plataforma de acción política se basará en “defender a los que sufren”. Uno de los lemas de su campaña es convertir su activismo en poder electoral y asegura que sus vivencias la hacen entender a la basta mayoría de su distrito, considerado el más pobre del país.

“Yo hacía mis tareas en la fábrica donde trabajaba mi mamá como costurera, viendo de cerca la explotación de la clase obrera, con la historia que viven muchos inmigrantes como mi mamá. Ella fue víctima de violencia doméstica, llegamos a parar a un refugio de personas sin hogar, y crecí con mi hermano con esas experiencias que me marcaron la vida y me motivaron a ser organizadora comunitaria y a enfocarme en la justicia social”, confesó la candidata, quien fue pasante en la oficina del congresista Serrano, líder que todavía no ha dado su respaldo oficial a ninguno de los candidatos que luchan por su puesto.

Yo quiero llegar a Washington para trabajar por la comunidad y centrarme en el sufrimiento del pueblo, en la lucha por la construcción de más vivienda asequible, ser esa líder capaz de traer más recursos y promover proyectos por nuestra gente”, advirtió la aspirante política. “Nos centramos en la clase obrera, en los inmigrantes, en las personas que no tienen hogar, en quienes no tienen poder en la sociedad. Quiero luchar para que haya garantía de que en el país más rico del mundo no haya personas viviendo en las calles y que el cuidado médico sea un derecho universal”.

Y al ser interrogada sobre lo que la diferencia del resto de sus contendores, muchos de los cuales han manifestado ideas de trabajo similares, la candidata afirma que no tendrá una agenda basada en intereses corporativos, pues si gana, no “le deberá nada a nadie”, más que a sus propios electores.

“Yo me diferencio de todos los candidatos en que ellos reciben apoyo de corporaciones, yo no estoy aceptando dinero de inmobiliarias avariciosas ni de corporaciones de farmaceúticas, porque no quiero dinero sucio de racistas para hacer mi campaña. Solo de esa manera podremos ser dueños de nuestra propia política y que las personas del Distrito 15 entiendan que hay conexión entre la corrupción política y la industria inmobiliaria y los fondos opresores”.

“Yo pienso que muchos de ellos podrán tener experiencia electoral y en política, pero yo tengo algo especial, mis experiencias con la comunidad, mis logros académicos profesionales y mi compromiso a mi gente, no como algunos de ellos que han empujado programas de rezonificación que dañan a la comunidad, que han recibido dineros de donantes racistas, que votan en contra de la base de justicia climática y social. ese no es el liderazgo que necesitamos en nuestra comunidad”, dijo.

Otra de las plataformas que defiende la joven demócrata es la lucha por una redistribución de los distritos electorales que permita mayor representatividad de líderes latinos y de color, por lo que insiste en ese llamado al gobernador Andrew Cuomo.

“Necesitamos que en la Comisión de redistribución de distritos independientes responsable de hacer las fronteras políticas y congregacionales cada 10 años, haya más personas afro y latinas, ya que siendo el 66% en el distrito 15, ni un solo miembro es afrolatino o latino”, se quejó la joven política, quien también mostró una preocupación sobre los efectos del COVID-19 en su comunidad.

“Necesitamos llegar a Washington y organizarnos más a nivel político para sacar adelante al distrito más pobre del paí que ha sido brutalmente afectado por la pandemisa del coronavirus, ya que tenemos aquí el doble de posibilidades de contraer el virus”, dijo la candidata.

“Es incomprensible que los cuerpos legislativos y que los presidentes de la Asamblea, Hestie y el Senado estatal Steward-Cousin no hayan designado a un latino (para abordar esa crisis), manteniendo un patrón de subrepresentacion sabiendo que el 97% de sur de El Bronx es de color”, agregó, advirtiendo de paso que de ganar las elecciones se sumará al bloque de lucha para exigirle al presidente Trump que respete a los inmigrantes.