17 guardias a disciplina y 4 suspendidos por muerte de transgénero dominicana en cárcel Rikers de Nueva York

Sufrió una convulsión epiléptica estando detenida porque no pudo pagar $500 de fianza

El Departamento de Corrección (DOC) está suspendiendo a tres guardias y un capitán de la cárcel Rikers, y presentando cargos contra otros 13 empleados, por sus roles en la muerte de Layleen Cubilette Polanco.

La transgénero dominicana tenía 27 años cuando murió estando detenida en Rikers Island, la mayor cárcel de Nueva York, hace exactamente un año.

Al anunciar la acción ayer, el alcalde Bill de Blasio dijo que el capitán y otros tres oficiales ya habían sido suspendidos sin paga de inmediato por su conducta en la muerte de Polanco, quien fue encontrada sin respuesta en su celda después de una convulsión epiléptica el 7 de junio de 2019.

“Lo que le sucedió a Layleen fue absolutamente inaceptable y es fundamental que exista responsabilidad”, dijo De Blasio en un comunicado, citado por The New York Times.

El ayuntamiento dijo que la acción fue el resultado de una investigación interna del DOC sobre el caso, pero proporcionó pocos detalles sobre la investigación o sus conclusiones en la breve declaración de tres párrafos publicada ayer.

Una línea de tiempo detallada incluida en el documento muestra que las oficiales Talaya Gales y Tykisha Williams revisaron por última vez a Polanco a la 1:40 p.m. de ese día.

El personal médico de la cárcel llegó a las 2:55 p.m., aunque el EMS tardaría casi otra media hora en aparecer, según la revisión de DOI de la cinta de seguridad.

“Estas suspensiones representan un abuso de poder atroz que no tiene precedentes”, dijo el presidente de la Asociación Benevolente de Oficiales de Corrección, Elias Husamudeen, y calificó los cargos disciplinarios como “¡una desgracia!”

“Lucharemos enérgicamente contra estas suspensiones y nos negaremos a permitir que esta ciudad demonice a los Oficiales de Corrección”, agregó, reportó New York Post.

Su nombre legal era Daniel Cubilette. Al morir en junio del año pasado, su familia informó que se encontraba detenida por delitos menores desde abril por no haber podido pagar la fianza de $500 dólares que le habían fijado.

La noticia generó indignación y movilizaciones de activistas en la ciudad. Una página creada en memoria de Layleen en GoFundMe recaudó más de $13 mil dólares.