Ayuda de $500 dólares a inmigrantes indocumentados en California, entre la frustración y el alivio

Menos de la mitad del dinero ha sido entregado a pocos días de que termine el plazo para solicitar la ayuda
Ayuda de $500 dólares a inmigrantes indocumentados en California, entre la frustración y el alivio
Foto: FREDERIC J. BROWN / AFP / Getty Images

A tres días de que venza el plazo para que los inmigrantes indocumentados en California soliciten la ayuda económica de $500 dólares por la crisis del coronavirus, se ha entregado menos de la mitad de los fondos disponibles.

De los $75 millones que el gobernador Gavin Newsom destinó para el Fondo de Asistencia por Desastre para Inmigrantes (DRAI), sólo se han distribuido alrededor de $33 millones luego de dos meses de iniciado el proceso.

El gobernador de California asignó tal cantidad de dinero para apoyar a los indocumentados que perdieron su trabajo o se han visto afectados económicamente por la pandemia, ya que fueron excluidos de la ayuda del gobierno federal y tampoco pueden obtener los beneficios del seguro de desempleo.

Los fondos ayudarían a 150,000 inmigrantes sin papeles con $500 dólares para cada uno, pero sólo se han emitido alrededor de 66,000 tarjetas de débito con la cantidad de saldo disponible.

El procesamiento de solicitudes y la distribución del dinero se hace a través de 12 organizaciones comunitarias que fueron seleccionadas por el Departamento de Servicios Sociales de California (CDSS).

El próximo martes 30 de junio es el último día para solicitar la ayuda y aún faltan muchos que no lo han hecho.

Muchos desistieron de llamar a las organizaciones porque no les contestaban o les pedían una carta de desempleo o declaración de impacto económico para comprobar que fueron afectados por el coronavirus.

* Esta es la carta de desempleo que indocumentados pueden hacer para recibir los $500 dólares

Frustración y alivio

Las organizaciones a cargo de la repartición están pidiendo al gobierno más tiempos para poder entregar los fondos, pero aún no se ha confirmado si habrá una extensión de plazo.

A pesar de los esfuerzos que han hecho los grupos comunitarios, el proceso se ha complicado y la revisión de documentos toma más tiempo de lo que se pensaba por lo que la distribución del dinero ha sido muy lenta.

Cuando el 18 de mayo inició el programa, muchos se sintieron frustrados porque no obtenían respuesta ya que las líneas telefónicas fueron saturadas y otros no tenían forma de conseguir una carta de desempleo porque en el trabajo que tenían no les quisieron dar ningún documento para evitar ser relacionados con la contratación de indocumentados.

Pasaron los días y muchos se cansaron de llamar por lo que desistieron en sus intentos de solicitar la ayuda.

Sin embargo, en casos que recientemente se pudieron constatar, dos indocumentados que ya se habían resignado a no recibir la ayuda, la semana pasada volvieron a llamar y pudieron hacer el trámite, enviaron por mensaje de texto y correo electrónico fotografías de los documentos que les pidieron. Uno ya recibió la notificación de que fue aceptado y de que le enviarán la tarjeta de débito mientras que el otro está a la espera de que le confirmen su solicitud.

* Estas son las organizaciones donde indocumentados pueden solicitar los $500 dólares

Muy pocos rechazados

Scott Murray, portavoz del CDSS, la agencia del gobierno que administra el DRAI, dijo que todas las solicitudes deben ser recibidas por las organizaciones comunitarias antes de que concluya el mes.

“Esperamos un tiempo adicional más allá del 30 de junio para que las organizaciones sin fines de lucro terminen de procesar las solicitudes restantes y distribuyan las tarjetas prepagas restantes”, declaró.

Hasta este fin de semana se han habían presentado alrededor de 134,000 solicitudes, de las cuales unas 86,000 ya habían sido aprobadas y el resto estaban siendo procesadas, de acuerdo con los datos del CDSS.

La Coalición por los Derechos Humanos de los Inmigrantes en Los Ángeles (CHIRLA) ha procesado poco más de 27,000 solicitudes y enviado la tarjeta de débito a unos 10,000 indocumentados.

Las autoridades y las organizaciones refieren que muy pocas solicitudes han sido rechazadas. En los condados de Los Ángeles y Orange, donde está concentrada gran parte de la población indocumentada, sólo cinco casos no fueron aceptados.

“Apreciamos la paciencia del público”, dijo Murray, “ya que las organizaciones sin fines de lucro están trabajando arduamente para procesar, verificar y aprobar las solicitudes lo más rápido posible”.

* Donan su cheque de estímulo económico para ayudar a inmigrantes indocumentados