Los inigualables beneficios medicinales de las semillas de chía e ideas para disfrutarlas

Diminutas pero repletas de bondades, las semillas de chía se han posicionado como uno de los superalimentos más saludables hoy en día. Se relacionan con grandes beneficios para la salud cardíaca, digestiva e intestinal y son un gran aliado para perder peso

Las semillas de chía son un tesoro nutricional se destacan por su alto contenido en proteínas vegetales, fibra, antioxidantes, minerales y ácidos grasos Omega 3.
Las semillas de chía son un tesoro nutricional se destacan por su alto contenido en proteínas vegetales, fibra, antioxidantes, minerales y ácidos grasos Omega 3.
Foto: Shutterstock

Hoy en día tenemos a la mano todo tipo de ingredientes terapéuticos que forman parte importante de tendencias de salud, bienestar y nutrición. Sin lugar a dudas las semillas de chía encabezan la lista de los superalimentos más fundamentales en cualquier dieta equilibrada, si no estás muy familiarizado con ellas vale la pena conocer todo lo que pueden hacer por tu organismo.

No en vano en los últimos años las semillas de chía se han vuelto tan populares, se trata de un alimento muy potente que representa una extraordinaria fuente vegetal de ácidos grasos poliinsaturados. No en vano desde épocas prehistóricas fue el alimento predilecto por culturas como la maya y azteca, de hecho la palabra chía es un término maya que significa fuerza y es un título que les hace justicia, ya que a pesar de su pequeño tamaño son un alimento de lo más completo que se destaca por su contenido en vitaminas, minerales y ácidos grasos que aportan grandes beneficios medicinales. 

Un poco sobre su composición nutricional:

Entre las grandes cualidades de las semillas de chía se encuentra en primer lugar su alto contenido en ácidos grasos Omega 3, a esto se suma un significativo aporte en ácidos grasos Omega 6 que resultan una perfecta proporción para nutrir al organismo. Adicionalmente las semillas de chía se destacan por su alto contenido en antioxidantes y fibra tanto insoluble como soluble, es por ello un ingrediente tan benéfico para la salud digestiva e intestinal. A la vez se destacan por su riqueza en minerales como el hierro, potasio, calcio, magnesio y boro. 

A nivel nutricional uno de los aspectos que más llama la atención sobre las semillas de chía es que no contienen gluten, por lo tanto es un alimento perfecto para los celíacos. Entre sus factores más importantes cabe destacar que contienen muchas proteínas de origen vegetal y especialistas en nutrición señalan que una porción de chía contiene el doble de potasio que un plátano, el doble de fibra que la avena, el triple de hierro que las lentejas, cinco veces más calcio que la leche de vaca y tres veces más antioxidantes que los frijoles. Teniendo estás maravillas en cuenta vale la pena integrarlas cuanto antes en la alimentación diaria. 

Sus más grandes beneficios:

1. Regulan el tránsito intestinal

Las semillas de chía se destacan por su impresionante contenido en fibra que beneficia en diversos ámbitos el funcionamiento del organismo, se destacan por su alto contenido en mucílagos un tipo de fibra soluble al agua que hace que las semillas dupliquen 10 veces su tamaño al estar en el tracto digestivo y esto presiona las paredes intestinales. Es por ello que de forma natural comerlas estimula el movimiento del intestino y se facilita la eliminación de desechos, son un gran aliado para tratar dolencias estomacales comunes como es el caso del estreñimiento, gases, distensión abdominal, inflamación y colitis

2. Protegen al corazón y promueven la buena salud cardiovascular

El consumo de semillas de chía es un gran aliado para proteger al corazón, esto se debe a su alto contenido en ácidos grasos Omega 3 que aportan propiedades antiinflamatorias, antitrombóticas y vasodilatadoras que son la combinación de factores perfecta para reducir los altos niveles de colesterol malo “LDL” en la sangre, aumentan el colesterol bueno “HDL” y equilibran la presión arterial. Por otra parte su contenido en unos compuestos de origen vegetal llamados  beta-sitosteroles y su destacado aporte en fibra, son el perfecto complemento para combatir todo tipo de enfermedades coronarias y cardiovasculares. 

3. Son un gran aliado para bajar de peso

Todo lo necesario para bajar de peso lo contienen las semillas de chía, esto se debe a su alto contenido en fibra que les brinda un gran poder saciante que se debe en gran parte a su capacidad de absorber líquidos. A la vez son un gran aliado para regular los niveles de glucosa en la sangre, lo que ayuda a disminuir los antojos por alimentos dulces. También sus beneficios digestivos hacen que el proceso de digestión sea más ágil y esto beneficia al metabolismo. 

4. Brindan energía de calidad

Las semillas de chía son uno de los alimentos más básicos en la dieta de todo deportista, esto se debe a lo completo de su composición nutricional entre los que se destaca su alto contenido en proteínas de origen vegetal, su aporte en ácidos grasos Omega 3, su riqueza mineral y en fibra. Al ser un alimento de absorción lenta mantienen al organismo con vitalidad, también son un buen alimento para combatir la fatiga crónica, anemia y deficiencias nutricionales.

5. Protegen huesos, músculos y articulaciones

La riqueza en calcio de las semillas de chía es inmensa, ya que una porción brinda cerca del 20% de las necesidades diarias de calcio que necesita el organismo. Son un gran aliado para mantener la masa y las estructura ósea, también gracias a su alto contenido en proteína son perfectas para incrementar u mantener en buen estado la masa muscular. A la vez su extraordinario contenido en ácidos grasos Omega 3 es de gran ayuda para mejorar dolencias en articulaciones, esto se debe a sus grandes propiedades antiinflamatorias. 

Algunas ideas para prepararlas y llenarte de sus bondades:

1. Saludable pan casero de quinoa y chía

Una de las más populares tendencias de bienestar hoy en día es preparar los alimentos en casa, es la mejor manera de cuidar peso corporal y salud. Y por supuesto que el pan casero es uno de los platillos hogareños favoritos, esta receta es un tesoro nutricional que tiene un extraordinario contenido en fibra gracias a su contenido en quinoa y semillas de chía y no contiene gluten. Es una gran versión de pan saludable, que beneficia la salud digestiva e intestinal, brinda mucha energía y pocas calorías. 

2. Pudín de chía

El pudín de chía es probablemente la receta con la cual se volvieron más famosas estas pequeñas semillas. Es un plato de lo más sencillo de elaborar y es de lo más versátil ya que puedes agregar todo tipo de frutas, frutos secos y tus leches vegetales favoritas. Es la colación y el postre saludable perfecto.