Departamento del Tesoro admite problemas con cheques de estímulo: 44,000 beneficiarios han botado tarjeta prepagada

El retraso en la llegada del dinero a algunos beneficiarios puede ser por esta causa
Departamento del Tesoro admite problemas con cheques de estímulo: 44,000 beneficiarios han botado tarjeta prepagada
Imagen ilustrativa de una tarjeta de débito de las que envía el Departamento del Tesoro.
Foto: Departamento del Tesoro / Cortesía

Casi 1 millón de tarjetas de débito prepagadas con el cheque de estímulo – equivalente a un 27 % de las distribuidas- todavía no han sido activadas, informó el Departamento del Tesoro de Estados Unidos.

En una carta enviada por la agencia – encargada del procesamiento y envío de estos pagos junto al Servicio de Rentas Internas (IRS)- al representante demócrata de Georgia, John Lewis, se indica que en total se han emitido 3.6 millones de “Pagos de Impacto Económico” en la forma de tarjeta de débito.

De esa cantidad, indica el reporte, 73% han sido activadas. Sin embargo, unos 44,000 recipientes habían pedido un reemplazo hasta la fecha del 17 de junio, lo que apunta a que esa cantidad corresponde a personas que tiraron accidentalmente la tarjeta a la basura.

Este problema lleva reportándose desde que a mediados de mayo, el Tesoro anunció la distribución de unas 4 millones de “EIP Card” a beneficiarios de la ayuda económica aprobada bajo “CARES Act”.

Debido a la imagen genérica tanto del sobre en el que llega la tarjeta como del plástico en sí, muchos beneficiarios no se han percatado que se trataba del incentivo que envía el Gobierno de Estados Unidos desde mediados de mayo.

“Mientras nosotros creíamos que generalmente las personas preferirían recibir una EIP Card en lugar del cheque en papel, la manera de enviar las EIP Cards en un ‘sobre liso’ – una medida de seguridad para prevenir el fraude o robo- no resultó familiar para algunos recipientes y se tradujo en una cantidad limitada de tarjetas desechadas”, indica Frederick Vaughan, principal subsecretario adjunto de la Oficina de Asuntos Legislativos del Tesoro, en la misiva citada por Barron’s.com.

El portavoz, sin embargo, argumenta que la cifra calculada es equivalente a un 1% del total de las tarjetas que beneficiarios botaron.

En este sentido, cabe destacar, que el primer pedido de reemplazo no implica costo para el usuario, a menos que el solicitante la requiera de manera expedita. MetaBank (banco emisor del pago) y el Tesoro acordaron remover la tarifa estándar de $7.50 por el primer reemplazo, en vista de las quejas de los beneficiarios.

En caso de que el portador quiera que la tarjeta sustituta llegue inmediatamente, el costo adicional es de $17.

Los anteriores no son los únicos cargos adicionales que implica el uso de las tarjetas de débito con el cheque de estímulo, aquí puedes informarte sobre otras cuotas por servicios.