Madre de soldado Gregory Morales pide que no lo olviden en medio de clamor por Vanessa Guillén

Morales desapareció en agosto de 2019 en Fort Hood, y sus restos recién fueron descubiertos el mes pasado sin que se tengan detalles de lo que le ocurrió

Madre de soldado Gregory Morales pide que no lo olviden en medio de clamor por Vanessa Guillén
Los restos de Gregory Morales fueron hallados cerca de Fort Hood.
Foto: Fort Hood Press Center / Cortesía

Mientras se realizan movilizaciones en distintos estados pidiendo justicia para la soldado Vanessa Guillén, la familia del también militar de Fort Hood, Gregory Morales, cuyos restos fueron hallados poco antes que los de la joven, piden que ni la ciudadanía ni el Ejército de Estados Unidos se olviden de él.

Esta semana, familiares y amigos de Morales, desaparecido de la base en agosto de 2019 en circunstancias que no han sido esclarecidas, se personaron a la zona donde fueron hallados sus restos en Killen, el 19 de junio pasado, cuando se habían iniciado búsquedas en el área para dar con el paradero de Guillén, para recordar al joven y reclamar acción en el caso.

Kim Wedel, la madre del muchacho que tenía 19 años cuando desapareció, fue una de las que llegó al bloque 100 de Kings Court, por Florence Road, en el centro de la ciudad.

A pesar de que la confirmación de los restos se reportó el 21 de junio, aún Wedel espera porque personal forense libere el cuerpo para darle sepultura.

Aunque el caso de Morales se investiga como homicidio, las autoridades no han ofrecido detalles sobre quién o quiénes estuvieron involucrados en el crimen y tampoco el móvil.

La información con la que cuenta al momento la familia apunta a que los restos permanecen en Temple, y, hasta que no se complete la autopsia, no serán entregados a la familia.

Previamente, la familia del soldado cuestionó que las autoridades militares no quieran costear los gastos fúnebres porque Morales fue clasificado como desertor del Ejército el 19 de septiembre de 2019. Su nombre aún permanece en la lista de militares desertores o que abandona su puesto en las Fuerzas Armadas sin autorización.

Los oficiales de Fort Hood indicaron que el muchacho estaba fuera de procesamiento del Ejército y programado para ser dado de alta en los próximos días antes de que se le perdiera el rastro.

“El Primer Equipo está apenado por las noticias de la muertte del PV2 Gregory Morales. Su vida fue tomada muy pronto y nosotros apreciamos su servicio a nuestra nación”, declaró el general mayor Jeffery Broadwater, comandante de la Primera División de Infantería, en un comunicado de prensa en el que además destacó que el caso de Guillén no está relacionado con el de Morales.

La administración del lugar además indicó que Agentes Especiales del Ejército trabajan en conjunto con el Departamento de Policía de Killeen para esclarecer el caso.

¿Qué pasó el día de la desaparición?

Sin embargo, al día de hoy no hay nuevas pistas sobre los últimos movimientos del soldado o al menos no se han divulgado públicamente.

La investigación por la muerte de Morales fue reactivada en medio de la difusión del caso Guillén y la presión pública ejercida por la familia de la joven de origen mexicano para encontrarla.

La última vez que Morales fue visto- la noche del 19 de agosto de 2019, éste supuestamente conducía su auto KIA Rio negro del 2018 en el exterior de la base militar.

El vehículo tenía una licencia provisional de Texas con la numeración “46190B3”.

Al día siguiente se tuvo el último contacto verbal con el joven, aunque la naturaleza del mismo no consta en el comunicado de las autoridades militares.

Wedel, madre de Morales, dijo a KCEN previamente que su hijo “llamó y solicitó dinero para gasolina” y agregó que “había comprado un nuevo carro”.

Desde ese momento, su paradero era desconocido.