Dejó su trabajo para convertirse en un “perro” en redes sociales y sitios XXX

Jenna Phillips tiene 21 años y dice que desde niña, siempre se ha sentido feliz imitando a un cuadrúpedo. Jamás se imaginó que esto la llevaría a ganar mucho dinero

La joven dice que desde niña, disfrutaba jugar a que era un perro.
La joven dice que desde niña, disfrutaba jugar a que era un perro.
Foto: Shutterstock

Una joven de 21 años de Austin, Texas, llamada Jenna Phillips se ha convertido en noticia a nivel internacional luego de que un diario británico diera a conocer su peculiar historia de cómo un día decidió renunciar a su trabajo para dedicarse a lo que realmente la hace feliz y que resulta ser algo un tanto extraño y poco ortodoxo.

Hasta hace no mucho, Jenna trabajaba en una óptica, pero no estaba tan a gusto con su empleo, ya que además de ganar poco dinero, las actividades no eran algo que llamaran su atención, pues en entrevista para Mirror confesó que siempre le ha gustado sentir y hacer cosas de perro.

Desde niña, siempre amaba jugar a fingir ser un cachorro, rodar y buscar pelotas; hace poco se enteró que con esto podía ganarse la vida.

https://www.tiktok.com/@yourpuppygirljenna/video/6839400067326053638

Fue así como se inscribió a la aplicación OnlyFans, en donde predomina en contenido XXX y desde hacía 2 años que subía videos con contenido porno un tanto light. Ahí contactó a dos hombres de Chicago, a quienes les confesó que le gustaba fingir que era un perro y estos le platicaron que al igual que ella, había muchas personas que se sentían mascotas.

https://www.tiktok.com/@yourpuppygirljenna/video/6837479376259419398

A partir de ahí, decidió subir videos un poco más eróticos bajo el pseudónimo “That Puppy Girl”, y esto la llevó a tener más seguidores en su cuenta. Ahora cobra entre $16 y $20 dólares al mes para que se suscriban a su contenido sin censura en el que aparece persiguiendo pelotas, caminando con correa o bañándose sin ropa.

https://www.tiktok.com/@yourpuppygirljenna/video/6838219788305665285

“Mis ingresos se han incrementado 100 veces desde que me pasé a hacer juegos de cachorros. Estoy ganando 6 cifras mensuales. Hago videos personalizados y lo más que he cobrado por uno fue de $1,200 dólares”, explicó.