Texas y Arizona almacenarán muertos por coronavirus en camiones refrigerados como en NYC

Las morgues de los hospitales y algunas funerarias no dan abasto

Texas y Arizona almacenarán muertos por coronavirus en camiones refrigerados como en NYC
Camiones de refrigeración alineados cerca de las oficinas del médico forense en Nueva York para servir como morgue.
Foto: JUSTIN LANE / EFE

Se repite la historia: cadáveres acumulados y espacio insuficiente en las morgues de los hospitales para poder disponer de ellos.

La cruda escena fue descrita en múltiples reportes de medios en el pico de la crisis por coronavirus en Nueva York entre abril y mayo pasado.

Ahora son los estados de Texas y Arizona los que enfrentan está batalla mortuoria.

Reuters reportó el jueves que estas demarcaciones -que enfrentan picos de casos de COVID-19 en las últimas semanas- han ordenado camiones refrigerados para almacenar los cuerpos de fallecidos por la enfermedad.

En el caso del condado de Maricopa, donde ubica Phoenix la ciudad más grande Arizona dispondrá en los próximos días de 14 neveras para guardar 280 cuerpos y más del doble de la capacidad de la morgue debido al incremento en decesos, que no se estima vaya a menguar.

“Nosotros vamos a estar viendo las tendencias de muerte subir en las próximas dos o tres semanas, dijo el director del Departamento de Salud del condado Marcy Flanagan en conferencia de prensa este jueves.

En el caso de Texas, la ciudad de San Antonio y el condado Bexar adquirieron cinco vehículos con tráilers de almacenamiento para al menos 180 muertos. En el estado, las morgues de algunos hospitales y las funerarias alcanzaron su capacidad de alojo.

Este viernes, Texas agregó 15,000 nuevos casos de COVID-19 para un total de 300,000 positivos.

La cifra de decesos alcanzó ayer los 3,735; 174 más que el día anterior.

En cuanto a Arizona, el total de casos positivos este sábado ascendió a 138,523; mientras que las muertes suman 2,730.

2,742 positivos fueron reportados hoy y 147 muertes adicionales.

Texas y Arizona son dos de los estados de EEUU que han registrado un repunte en casos confirmados de coronavirus y muertes, al igual que Florida.

El incremento responde en parte a las precipitadas medidas de reapertura tomadas en algunas demarcaciones.