Así es como operan las páginas falsas de venta de autos en México

La procuraduría Federal del Consumidor en México alertó de la presencia de páginas virtuales de venta de autos que han resultado fraudulentas y señala cómo es su operación

Chevrolet Sonic. / Foto: Cortesía Chevrolet.
Chevrolet Sonic. / Foto: Cortesía Chevrolet.
Foto: Cortesía

La venta de autos por Internet representa un área de oportunidad para las firmas automotrices, sobre todo ahora que se han impuesto diversas normas de salubridad para las concesionarias, pues de esta forma los clientes evitarían acudir a las instalaciones.

Sin embargo, existen páginas de Internet que ofrecen este servicio con “excelentes” ofertas que resultan fraudulentas. Es por ello que la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco), en México, compartió que las empresas afiliadas a la Asociación Mexicana de la Industria Automotriz (AMIA) detectaron páginas apócrifas que simulan la venta de vehículos ligeros en nombre de distribuidores autorizados, y alertó a los usuarios a verificar los sitios que encuentran en la red.

La Profeco indicó que la industria automotriz puso a disposición de los consumidores el listado de páginas web oficiales de las distintas armadoras afiliadas a la AMIA, para que compren en sitios legales y sin problemas.

“No realices ninguna compra, ni des ninguna cantidad de dinero, hasta cerciorarte de que se trata de un distribuidor autorizado”, recomendó la Profeco a todos los consumidores del país.

Expuso que la venta de vehículos de las marcas BMW Group, Daimler, FCA, Ford, GMM, Honda, Hyundai, Kia, Mazda, Nissan, Renautl, Subaru, Suzuki, Toyota y Volkswagen, se realiza exclusivamente por medio de sus distribuidores autorizados.

¿Cómo operan estas páginas falsas?

-De acuerdo con información de Milenio Diario, las páginas falsas imitan la imagen corporativa de distribuidores autorizados, además de hacer uso de fotografías de sus instalaciones, páginas de internet y productos que incluyen en sus sitios fraudulentos con la intención de hacerle creer al consumidor que está en el portal oficial.

Adicionalmente hacen uso de los datos públicos de las empresas y prometen vehículos para captar depósitos bancarios. Comercializan vehículos fuera de la red de concesionarios autorizados y organizan remates de autos por internet en los que se ofrece la entrega de un vehículo a cambio de un anticipo o pago de un precio por parte del consumidor.

Si detectas alguna de estas señales a la hora de realizar un trámite de compra por Internet, lo mejor es que canceles el proceso para poner a salvo tu economía y tu seguridad.

********** 

Te puede interesar.