Bodegueros de la Gran Manzana expresan temor ante la criminalidad

Un ATM fue sacado con una cadena en una bodega del Bajo Manhattan, un hecho casi insólito, que quita el velo al repunte de la criminalidad que vive la ciudad de Nueva York

El bodeguero José Darío Collado lamenta la escalada criminal en NYC.
El bodeguero José Darío Collado lamenta la escalada criminal en NYC.
Foto: Fernando Martínez / Impremedia

A una semana particularmente sangrienta en la Gran Manzana, que dejó al menos 42 heridos de bala,  se sumó un hecho casi insólito que preocupa a los bodegueros de la Gran Manzana: un cajero automático (ATM) fue desprendido de la fachada de una bodega de la Avenida C y la calle 11 del Bajo Manhattan, lo cual dispara nuevas alarmas a ese sector comercial, ya agobiado por el ascenso de la delincuencia.

José Dario Collado, propietario de Yankee Deli, el establecimiento que resultó destruido en su fachada para extraer el dispensador de efectivo, lamentó este lunes después de haber hecho las reparaciones en su negocio, que exista “este clima de vandalismo en la ciudad”.

“He trabajado aquí por 27 años, la comunidad me conoce,  más que un negocio, es un servicio a la gente. Yo pienso que ya se están observando las consecuencias de quitarle poder a la policía. Vamos para abajo. Los delincuentes le perdieron el respeto a los funcionarios. Y eso está muy mal. Por eso suceden cosas como estas”, refirió el dominicano.

De acuerdo con los videos se muestra cómo en cuestión de minutos, dos  sujetos que abordaban una minivan blanca ataron el ATM a una cadena y lo extrajeron de la pared, luego lo montaron en la parte posterior del mismo vehículo. Todo sucedió en cuestión de minutos, el pasado viernes a las 4:35  de la mañana.

Para extraer el MTA un par de delincuentes destruyeron la fachada de Yankee Deli en el Bajo Manhattan. (Foto: UBA)

“Es peor la violencia que el coronavirus”

El singular hecho delictivo, destruyó parte de la fachada del local, pero también la tranquilidad de los comerciantes de ese vecindario conocido como  Alphabet City, un enclave dentro del East Village, de Manhattan.

“Queremos por nuestras familias y por esta ciudad, que este clima de violencia cambie. Este era un sector tranquilo, pero poco a poco vas escuchando como las acciones delictivas van apoderándose de todos nuestros vecindarios. A nosotros los bodegueros nos saquean, nos asaltan, nos roban y la Ciudad sigue haciéndolo mal, restándole recursos a nuestra policía”, insistió el comerciante.

Por su parte, la comerciante Yvonee Ola, residente del sector, narró sentirse “aterrorizada” al recibir noticias negativas en una localidad que describe está “perdiendo la paz”.

“Yo no tengo la mínima duda que lo que pasó en esta bodega, es producto de todas estas acciones que desde la Alcaldía han deteriorado la imagen de los policías. Los funcionarios abusivos son una minoría. No podemos seguir quitándole poder a una institución que nos protege”, puntualizó Ola, al frente del comercio bandalizado.

La joven de origen mexicano relata que por muchos años podía caminar tranquila por esas calles a cualquier hora.

“Ahora al caer la noche te da miedo. Le quitaron legitimidad a nuestros policías y ahora los delincuentes asumen que pueden actuar con total libertad. Se están atreviendo a mucho. Tenemos más temor a la criminalidad que al coronavirus”, concluyó.

Yvonee Ola: “Aquí estamos perdiendo la paz porque le quitaron poder a NYPD”. (Foto: F. Martínez)

Bodegueros blanco de escalada criminal

Tras el impacto de los sucedido el bodeguero afectado, José Darío Collado, asegura que contó con el respaldo de la Asociación de Bodegueros de América (UBA), la cual desde hace varios meses viene denunciando una escalada criminal que ha tenido como blanco a sus agremiados. Todo indica que la violencia llega a su máximo nivel en este verano.

“Nunca habíamos presenciado algo así. Es como el guión de una película, deben haberlo visto en la televisión. Nueva York no es lo que era hace 7 años, da miedo ver lo que los delincuentes siguen haciendo. No hay policías a la vista, Nueva York está desatendida. La gente ya no respeta a los policías y eso es muy triste. Cuando no hay nadie protegiendo su propiedad, están desalentando la inversión”, exclamó Fernando Mateo, portavoz de UBA.

Un par de asesinatos que tuvieron como víctimas a empleados de bodegas de El Bronx el pasado mes de febrero y una secuencia de hechos violentos en contra de estos establecimientos, los cuales forman parte de la vitalidad de la ciudad, han obligado a estos comerciantes a invertir en sistemas de seguridad y alarmas. En otros casos a reducir sus horarios de atención.

Bodegueros hacen un nuevo llamado a detener la violencia en la Gran Manzana. (Foto: F. Martínez)

“Volvamos a la ley”

Un bodeguero del Bajo Manhattan que prefirió proteger su identidad, asegura que “gente nueva” en el vecindario de Alphabet City podría estar “dañando ese sector”. Comentó que la semana pasada un joven entró a las bodega y le exigió de manera violenta que les regalara cigarrillos.

“Esto es devastador para todos, trabajamos hasta 15 horas al día y es muy duro despertar para ver tu negocio en ruinas. Esto no es aceptable. Debemos volver a la ley y el orden y arrestar a estas personas. Ya hemos tenido suficiente y la Ciudad debe responder. Muchos de nuestros agremiados ya les da miedo ir a trabajar. Nuestras calles ya no son seguras”, precisó Radamés Rodríguez, presidente de la UBA.

El Diario consultó al Departamento de Policía de la ciudad de Nueva York (NYPD) sobre la incidencia de este peculiar tipo de robos en la Gran Manzana y al cierre de esta edición no recibió respuesta.

Cuomo: “prestemos atención a la violencia”

El gobernador Andrew Cuomo, lamentó el lunes en su rueda de prensa el aumento de la violencia, tiroteos y muertes. Sus estadísticas muestran que los asesinatos han subido un 29% en lo que va de año y los tiroteos un 79% afectando en un 90% a personas de color.

Por lo que respecta a la ciudad de Nueva York, la peor parte la llevan Staten Island con un aumento del 108% de los conflictos en los que hay disparos y  un 103% en Brooklyn. En el resto de los condados las alzas porcentuales son de dos dígitos. Fuera de la ciudad, en Albany, la violencia con armas de fuego ha aumentado un 240%.

Una vez más arremetió contra quienes niegan los problemas  y recordó que si no hay planes para tener un nuevo departamento de policía, no habrá financiación para esa jurisdicción el próximo mes de abril.

Cuomo insistió que la relación de la policía y los ciudadanos está basada en la confianza y el respeto, algo que se tiene que recuperar porque “no hay divorcio posible”.

El Dato:

  • 13,000 bodegas o groceries se calculan que ofrecen servicios en los cinco condados de la ciudad de Nueva York