Pensó que había ganado millonario premio en la lotería sin haber comprado ningún billete

Un amigo le llamó para avisarle que había visto su nombre en el anuncio ganador, pero todo se trataba de una gran confusión

La lotería era a beneficencia del hospital.
La lotería era a beneficencia del hospital.
Foto: Joel Saget / Getty Images

En cualquier parte del mundo, existen nombres y apellidos que son muy comunes entre la población. En Canadá, un ejemplo de ello es el nombre de Mark Miller, en donde miles de hombres se encuentran registrados de esta manera.

Fue así como una persona con dicho nombre se llevó el chasco de su vida, ya que por un momento se creyó el ganador de un millonario premio de lotería, a pesar de no haber comprado ni un solo boleto.

Resulta ser que este hombre recibió la llamada telefónica de un amigo, el cual le preguntó si de casualidad, había comprado un billete de lotería en beneficio del Tri-Hospital de Winnipeg. Él le dijo que no; sin embargo, su conocido le indicó que acaba de leer en las noticias que alguien llamado Mark Miller, oriundo de Winnipeg, había sido el ganador de un premio equivalente a $1,2 millones de dólares.

Al escuchar esto, toda una avalancha de emociones se le vino encima a Mark, ya que creyó que su vida había cambiado de la noche a la mañana al volverse millonario de la nada.

“Definitivamente, entre en shock. Dejé caer todo lo que tocaba, no podía estar más nervioso: estaba temblando”, dijo en entrevista Miller, el cual creyó que sus padres o algún otro familiar podrían haberlo comprado a su nombre para darle una sorpresa.

Rápidamente, llamó por teléfono a todos sus familiares, pero nadie le respondió, por lo que no pudo aclarar sus dudas, aumentando sus esperanzas de que él era el ganador.

Terrible decepción

Mark pensó que su familia le estaba organizando una fiesta sorpresa, pero nada de esto era real, ya que el ganador de la lotería no era él sino otra persona con su mismo nombre.

Las personas encargadas del sorteo se comunicaron directamente, vía telefónica, con el Mark Miller que sí había ganado la lotería.

“En cierto modo, soy bastante afortunado porque si ese Mark Miller hubiera sido yo, probablemente habría terminado exactamente en el mismo hospital, ya sea por un infarto o por un accidente horrible después de conocer la noticia”, comentó el no afortunado ganador, quien aseguró se encuentra ahorrando dinero para comprarse una casa, lo cual le llena de satisfacción.