Dos muertos en protestas donde Jacob Blake fue baleado en Wisconsin

Tercera noche de violentas manifestaciones en Kenosha

Varios autos incendiados en Kenosha, Wisconsin
Varios autos incendiados en Kenosha, Wisconsin
Foto: EPA/TANNEN MAURY / EFE

Dos personas murieron baleadas y una tercera resultó herida anoche, durante la tercera jornada de protestas por el tiroteo a Jacob Blake, informó la policía de Kenosha, Wisconsin.

Las autoridades buscaban a un hombre armado con una pistola larga, mientras Blake sigue hospitalizado tras ser baleado varias veces por la policía el domingo, generando protestas en varias ciudades, unas violentas y otras pacíficas, incluyendo Nueva York.

El incidente ocurrió alrededor de las 11:45 p.m. en el área de 63rd Street y Sheridan Road, dijo la policía de Kenosha.

Esta mañana temprano, el alguacil del condado Kenosha, David Beth, le dijo al Milwaukee Journal Sentinel que una víctima había sido baleada en la cabeza y otra en el pecho justo antes de la medianoche del martes. Beth no confirmó dónde le dispararon a la otra persona, pero un video publicado en las redes sociales mostró que alguien había recibido un disparo en el brazo.

El comunicado del Departamento indicó que las lesiones de la tercera persona no amenazaban su vida, y que aún se estaban determinando los nombres, edades y lugares de residencia de las víctimas.

Nadie ha sido detenido, pero Beth dijo que creía que al menos una persona sería arrestada pronto, según las imágenes de video que la policía ha revisado. “Estoy muy seguro de que lo tendremos en muy poco tiempo”.

El tiroteo se produjo en la tercera noche de violentas protestas que afectaron a Kenosha después de que un oficial de policía le disparara unas ocho veces a Blake por detrás a quemarropa mientras se subía a un vehículo, la tarde del domingo. Los pronósticos sobre su estado de salud son reservados.

Desde entonces, han quemado edificios y autos, han roto ventanas y saqueado tiendas. El lunes el gobernador (D) de Wisconsin, Tony Evers, anunció que miembros de la Guardia Nacional también responderían a la ciudad para ayudar a “proteger la infraestructura crítica, como los servicios públicos y las estaciones de bomberos, y para garantizar que los ciudadanos puedan reunirse de manera segura”.