Joven inmigrante que acuchilló y baleó a policías NYPD habría seguido órdenes de terroristas ISIS

Sobrevivió a varios disparos, está detenido en una unidad médica en Rikers Island y enfrenta cadena perpetua
Joven inmigrante que acuchilló y baleó a policías NYPD habría seguido órdenes de terroristas ISIS
Dzenan Camovic y el arma que usó
Foto: NYPD

Dzenan Camovic, inmigrante indocumentado de 20 años acusado de apuñalar a un oficial de policía de Nueva York en el cuello, quitarle su arma y luego abrir fuego contra otros agentes, es un partidario del Estado Islámico ISIS y confesó que “mi religión me obligó a hacerlo”.

Así alegaron los fiscales federales ayer, cuando un gran jurado acusó al joven bosnio musulmán por el incidente sucedido en junio en Brooklyn, en el contexto de protestas a nivel nacional por la muerte bajo custodia policial de George Floyd.

“Dzenan Camovic, un extranjero ilegal y ciudadano bosnio, supuestamente aprovechó el caos durante los recientes disturbios civiles en la ciudad de Nueva York para lanzar un ataque premeditado y cobarde por detrás contra dos agentes de la policía de la ciudad de Nueva York, cortando brutalmente a uno con un cuchillo, robando su arma y abriendo fuego, e hiriendo a varios oficiales que respondieron”, dijo el Fiscal General William Barr en un comunicado.

Camovic, un musulmán que vive en Brooklyn, presuntamente tendió una emboscada a dos agentes que patrullaban a pie cerca de las avenidas Flatbush y Church justo antes de la medianoche del 3 de junio, dijeron las autoridades.

Después de supuestamente apuñalar a un policía en el cuello, intentó sin éxito cortar al otro oficial mientras gritaba en árabe “Dios es el más grande”, dicen los documentos judiciales.

Luego corrió hacia el primer oficial, le arrebató el arma y abrió fuego contra los policías que respondieron. Durante el tiroteo que siguió, hirió a un oficial en la mano y a otro en el brazo, alegan los fiscales.

Los policías respondieron al fuego, baleando a Camovic varias veces antes de detenerlo. La brutal escena fue capturado en un video de vigilancia y cámaras corporales.

Mientras se recuperaba en el Kings County Hospital, Camovic supuestamente le dijo a un trabajador de la salud que creía que había matado a dos policías y afirmó que “mi religión me obligó a hacerlo”. En ese momento no sabía que los tres oficiales heridos habían sobrevivido a su ataque.

Una investigación posterior reveló que Camovic tenía un tesoro de propaganda yihadista radical en su teléfono, computadora y otros dispositivos electrónicos, dijeron las autoridades.

Camovic presuntamente apoyó a ISIS y había utilizado internet y varias formas de cifrado para ocultar su actividad en línea, según los fiscales federales.

En los días posteriores al incidente, un familiar le insistió al New York Post que, si bien Camovic es un “musulmán practicante”, “no es en absoluto un terrorista”. “Se crió aquí, [el inglés] es su único idioma… Era un niño tan bueno como puede serlo un niño”, dijo el hombre no identificado.

Camovic está acusado de varios cargos federales y si es declarado culpable se enfrenta a cadena perpetua. Está detenido sin derecho a fianza en una unidad médica en Rikers Island.