Las 2 mejores dietas que sí funcionan y son saludables

Dietas con resultados permanentes y que pueden convetirse en tu estilo de vida

Las 2 mejores dietas que sí funcionan y son saludables
Foto: shutterstock

En la búsqueda de planes para perder peso aparecen infinidad de dietas que prometen resultados casi milagrosos. Muchas de estas dietas son restrictivas, difíciles de mantener, no son equilibradas y privan al cuerpo de nutrientes necesarios. Los resultados no suelen permanecer y tienen el famoso efecto “rebote”.

Hay dos dietas aprobadas por médicos especialistas que no solo favorecen al control de peso sino que promueven una buena salud. Lo mejor es que las puedes seguir por mucho tiempo y se pueden convertir en parte de tu estilo de vida.

Dieta Mediterránea

La dieta mediterránea ha sido nombrada por US News and World Report como la “mejor dieta en general” por segundo año consecutivo.

Es una dieta que ha sido sometida a diversas investigaciones y como publica la Escuela de Salud Pública de Harvard, la dieta mediterránea se relaciona con un menor riesgo de enfermedades cardíacas, síndrome metabólico, diabetes, ciertos cánceres y depresión. En los adultos mayores apoya con la disminución del riesgo de fragilidad, junto con una mejor función mental y física.

Cuando se usa junto con la restricción calórica, la dieta también puede contribuir a una pérdida de peso saludable.

¿De qué trata la dieta?

Es un plan rico en alimentos vegetales, incluidas frutas, verduras, cereales integrales, frutos secos y legumbres. Mínimamente procesados.

  • Aceite de oliva como principal fuente de grasa.
  • Queso y yogur, consumidos diariamente en cantidades bajas a moderadas.
  • La proteína animal preferida es el pescado y el marisco en cantidades moderadas varias. veces a la semana.
  • Carne roja, consumida con poca frecuencia y en pequeñas cantidades.
  • Fruta fresca para el postre, con dulces que contienen azúcares añadidos o miel que se comen solo unas pocas veces a la semana.
  • Vino consumido en cantidades bajas a moderadas, generalmente con las comidas.

Como una pequeña muestra de los beneficios de seguir esta dieta. Estudios revelan que el consumo de Aceite de Oliva Virgen Extra no solo mejora la presión arterial, sino también la grasa corporal.

Dieta Dash

Foto;RitaE /Pixabay

La dieta DASH (Enfoques dietéticos para detener la hipertensión) es descrita por Mayo Clinic como un enfoque de por vida para una alimentación saludable. Fue desarrollada para reducir la presión arterial sin medicamentos en una investigación patrocinada por los Institutos Nacionales de Salud.

No solo ayuda a reducir la presión arterial. También es un plan de alimentación adecuado para prevenir la osteoporosis, el cáncer, las enfermedades cardíacas, los accidentes cerebrovasculares y la diabetes.

¿Qué comer en la dieta Dash?

  • La dieta DASH incluye muchos granos enteros, frutas, verduras y productos lácteos bajos en grasa.
  • Incluye algo de pescado, aves y legumbres.
  • También se recomienda el consumo de nueces y semillas varias veces a la semana.
  • La carne roja debe ser magra y en pequeñas cantidades.
  • No tienes que eliminar los azúcares por completo mientras sigues la dieta DASH; pero sí limitar su consumo.
  • Limita los alimentos con alto contenido de grasas saturadas.

¿Funciona?

La dieta DASH tiene razones para funcionar. Kathy McManus, Directora del Departamento de Nutrición en el Brigham and Women’s Hospital enumera las siguientes:

  • Es baja en grasas saturadas y colesterol dietético.
  • Es baja en sodio (si sigues la versión baja en sodio).
  • Es baja en potasio, magnesio, calcio, proteínas y fibra.
  • Enfatiza el consumo de frutas, verduras y productos lácteos bajos en grasa.
  • Incluye cereales integrales, pescado, aves y frutos secos.
  • Limita las carnes rojas, los dulces y las bebidas azucaradas.

Ambas dietas promueven en consumo de alimentos de alta calidad (aunque esto no significa que sean más caros que los de menor calidad). Se trata de alimentos sin refinar, mínimamente procesados, como verduras y frutas, cereales integrales, grasas saludables y fuentes saludables de proteínas.

Los alimentos de menor calidad incluyen bocadillos altamente procesados, bebidas endulzadas con azúcar, granos refinados (blancos), azúcar refinada, alimentos fritos, alimentos con alto contenido de grasas saturadas y trans, así como alimentos de alto índice glucémico.

Si bien, no hay una dieta perfecta para todos ya que depende del estilo de vida, genes y salud de la persona. La dieta mediterránea y la dieta Dash son planes de alimentación saludable que han sido respaldados por investigaciones científicas. Antes de adoptar cualquier dieta, lo mejor es consultarlo con un médico o nutricionista.