Dona un riñón al policía que la envió a la cárcel hace 8 años

Una mujer de Alabama asegura que lo hizo en agradecimiento porque gracias a su acción, el policía le salvó la vida
Dona un riñón al policía que la envió a la cárcel hace 8 años
Agradecida con el oficial que cambió su vida, no dudó en donarle un riñón cuando supo que lo necesitaba.
Foto: Shutterstock

Jocelynn James, una mujer de Alabama, estuvo en la lista de “los más buscados” del estado y recientemente, se convirtió en noticia al donarle un riñón al policía que la capturó. Lo hizo a modo de agradecimiento por “haberle salvado la vida”, según sus propias palabras.

James, que tiene 40 años, se enteró por Facebook de que el oficial retirado Terrell Potter necesitaba un urgente trasplante de riñón. Agradecida con el agente por haberla encarcelado 8 años atrás y, de esa manera, haber evitado que continuara una vida de drogadicción que probablemente hubiera culminado con su muerte, Jocelynn aprovechó la oportunidad para ofrecer uno de sus propios órganos y así también salvar a quien ella considera que la rescató.

De acuerdo con la cadena de noticias WNYW de Fox, James fue arrestada 16 veces por robo y tenencia de drogas entre el 2007 y el 2012. “Estaba viviendo una mala vida, haciendo cosas horribles que nunca debería haber hecho. Era una persona perdida y sin esperanzas”, le dijo en una entrevista al canal de televisión.

Mientras atravesaba su período “más oscuro”, el oficial Potter se dio cuenta del sufrimiento de la mujer. “La encerré un par de veces. Estaba enloqueciendo: solo robaba para consumir”, le contó Terrell al Daily Mail. Después de aquellos breves pero frecuentes arrestos, en 2013, Jocelynn se sintió preparada para luchar contra su adicción a los opioides cuando estaba terminando de cumplir una temporada de seis meses en un centro de rehabilitación.

El próximo 5 de noviembre se cumplirán 8 años de sobriedad y libertad. “Estaba harta de esa vida. Necesitaba algo diferente. Hoy me siento sana y alegre”, le confesó a WNYW. En 2019, después de celebrar su séptimo año de superación personal, James se enteró de que Potter estaba enfermo: su único riñón funcionaba al 5%.

Los médicos habían sido realistas con el policía y le habían informado que tendría que esperar varios años para conseguir un riñón. Potter comenzó a rezar resignado a una larga diálisis, sin saber que el milagro estaba a punto de ocurrir.

En diálogo con el canal de noticias, Jocelynn contó: “Mientras revisaba mi teléfono, vi en Facebook una publicación que pedía un donante de riñón para Potter. En ese momento, el Espíritu Santo me dijo que yo tenía el riñón de ese hombre”. Cuando le preguntaron al oficial si esperaba que sucediera algo así, el hombre respondió: “Si hace unos meses me hubieran pedido que nombrara a 100 personas como posibles donantes, Jocelynn no habría estado en la lista. Es increíble que ella estuviera dispuesta a hacer esto”.

Luego de una serie de pruebas, los médicos determinaron que el riñón de James era la pareja perfecta para Potter. De hecho, los médicos del Hospital de la Universidad de Vanderbilt en Nashville le dijeron que “nunca habían tenido una mejor compatibilidad para un trasplante de riñón”.

El pasado 21 de julio, el trasplante resultó exitoso. “Todo salió perfecto. Comenzó a funcionar desde el momento en que lo trasplantaron”, reveló el agente retirado que hoy considera a James como una de sus hijas: “Tenemos un vínculo para siempre. Me extendió la vida”, le dijo, emocionado, al Daily Mail.