Nueva Jersey sube los impuestos a los millonarios

Se espera recaudar $390 millones que serán usados para dar ayudas fiscales familias de ingresos medios y bajos

Phil Murphy, gobernador de Nueva Jersey./Archivo
Phil Murphy, gobernador de Nueva Jersey./Archivo
Foto: Eduardo Munoz Alvarez/Getty Images

En Nueva York se habla y mucho de imponer o no una fiscalidad más elevada a los contribuyentes millonarios, en Nueva Jersey es algo que se va a hacer para  tratar de equilibrar un presupuesto severamente afectado por la crisis del COVID-19.

Así lo anunció el jueves el gobernador del estado, Phil Murphy, quien explicó que los impuestos subirán marginalmente cerca de dos puntos porcentuales a aquellas personas que tengan ingresos por encima del millón de dólares anuales. Es decir que pasarán de 8.97% a 10.75% a partir del millón de dólares. “Literalmente centavos a partir del primer dólar que sobrepase esa cantidad, es una petición modesta”, dijo el gobernador.

Murphy, que ha trabajado para el banco de inversión Goldman Sachs explicó que no hay animadversión hacia los millonarios pero en la actual pandemia, en estos momentos sin precedentes “en los que muchas familias de clase media y otras han sacrificado tanto, ahora es el momento de asegurar que los más ricos de nosotros tenemos que hacer sacrificios”.

Se estima que se recauden unos $390 millones con este impuesto que puede pagar la ayuda fiscal que el Gobernador ha propuesto y que se calcula que cueste $50 millones menos que esa cantidad.

Algunos economistas y los republicanos de Nueva Jersey argumentan que una subida de impuestos a los más ricos hará que estos dejen el estado. Durante muchos años esta teoría ha sido rebatida por estudios de economistas que demuestran que el esfuerzo que supone dejar un estado por una subida marginal como esta no ha animado a que haya una salida en masa de las grandes fortunas.

Ahora el escenario es algo más complicado porque la pandemia y el trabajo desde los hogares, al menos temporalmente, está cambiando los cálculos de muchas empresas.

En Nueva York el Gobernador Andrew Cuomo está resistiéndose a elevar los impuestos a las mayores fortunas . Cuomo está apostando por una ayuda federal que no llega para no dar motivos a quienes tienen mayores ingresos a dejar el estado. Ahora que Nueva Jersey, uno de los destinos que barajarían los  neoyorquinos que quisieran huir de este tributo lo ha elevado, puede subir la presión para que Cuomo mueva ficha.