Cuál es “el hábito” que más impide bajar de peso

Los hábitos determinan nuestra forma de vida

Cuál es “el hábito” que más impide bajar de peso
Foto: Shutterstock

Los malos hábitos alimenticios están asociados al sobrepeso y a la dificultad de mantener la salud. Sin embargo, existen otros hábitos que influyen incluso mucho más, como la falta de sueño. Aquí te hablaremos de cómo este factor puede perjudicar tu peso y figura.

Hábitos que impiden bajar de peso

Si estás intentando bajar de peso, debes tener en cuenta que una alimentación balanceada y una dieta apropiada son claves para perder esos kilos de más. Si a esto le sumas una buena rutina de ejercicios, de seguro el éxito será alcanzado.

Pero, si estás haciendo todo esto y todavía no has perdido ni un solo kilo, entonces puede que algo más esté sucediendo.

¿Te has detenido a pensar en otros hábitos que tal vez afecten tu meta? Existen hábitos de tu vida diaria que puede que estén perjudicando tus intentos. Uno de estos hábitos es no dormir bien.

Cómo afecta a tu peso la falta de sueño

De acuerdo con lo publicado en el portal Habitualmente, dormir poco o dormir mal, altera las hormonas del hambre. Estas son la leptina y la grelina. La grelina avisa al cerebro que es hora de comer, y la leptina le avisa que ya no es necesario comer.

Ahora bien, al distorsionar nuestros horarios de sueño también altera nuestro apetito. Y no solo eso, también influye el tipo de alimentos que comamos. Al aumentar el apetito queremos comer de más y es posible que busquemos en la nevera y comamos lo primero que encontramos.

También es posible que prefiramos las frituras y los alimentos procesados, lo que contribuye a que no perdamos peso. Además, debido al trasnocho y a la falta de descanso, es posible que no hagamos nada durante el día, lo que incrementa la acumulación de grasa en el cuerpo.

Por eso, si estás haciendo dieta y te estás ejercitando lo mejor que puedes, pero no estás durmiendo bien, es probable que no puedas adelgazar. Si esta es la razón, entonces ajusta tus horas de sueño y consume bebidas relajantes, como un té, antes de dormir.

En caso de que el problema del sueño sea más grave o que no puedas controlarlo por tu cuenta, consulta a un especialista para que sepas cuál es la mejor vía a tomar.