Dan medalla de oro a pequeña rata por detectar minas antipersona

Hoy 25 de septiembre está programada una presentación virtual de este excepcional roedor
Dan medalla de oro a pequeña rata por detectar minas antipersona
Esta rata es capaz de detectar minas antipersona.
Foto: PDSA / Cortesía

Magawa, una rata gigante africana, ha sido galardonada con una pequeña medalla de oro por su “valentía y devoción para salvar vidas” en la búsqueda de minas terrestres en Camboya.

La PDSA, una organización benéfica veterinaria del Reino Unido, ha otorgado su medalla de oro a 30 criaturas por “galantería animal o devoción al deber”. Después de detectar 39 minas terrestres y 28 municiones sin detonar a lo largo de su carrera, Magawa es la primera rata en recibir el premio en sus 77 años de historia.

Después de haber sido entrenado por APOPO, una organización sin fines de lucro, es la rata más célebre y exitosa de la organización benéfica, ya que ha limpiado 141,000 metros cuadrados de terreno, el equivalente a 20 campos de fútbol.

“Recibir esta medalla es realmente un honor para nosotros. Trabajo con APOPO desde hace más de 20 años “, dijo Christophe Cox, director ejecutivo de APOPO, según informa Unilad.

“Es un especial honor para nuestros entrenadores de animales que se despiertan todos los días, muy temprano, para entrenar a esos animales. Pero también es importante para la gente de Camboya y para todas las personas de todo el mundo que sufren por las minas terrestres. El premio de la medalla de oro de PDSA sirve para visibilizar a nivel mundial el problema de las minas antipersona”.

Magawa, de siete años, que ahora se acerca a la edad de jubilación, es capaz de explorar un campo del tamaño de una cancha de tenis en solo 20 minutos, una hazaña que a un simple humano le llevaría entre uno y cuatro días. Si bien pesa 1,2 kg y es mucho más grande que las ratas estándar, todavía es lo suficientemente liviana como para no activar las minas terrestres.

Cox explicó que las ratas son inteligentes y más adeptas a tareas repetitivas para obtener recompensas alimentarias que otros animales. Se les enseña a detectar un compuesto químico dentro de los explosivos, momento en el que rascan la parte superior para alertar a sus manipuladores humanos, y requieren un año de capacitación antes de obtener la certificación. Sin embargo, solo trabajan media hora cada día, temprano en la mañana.

“El trabajo de Magawa y APOPO es verdaderamente único y excepcional. El trabajo de Magawa salva y cambia directamente la vida de hombres, mujeres y niños afectados por estas minas terrestres. Cada descubrimiento que hace reduce el riesgo de lesiones o muerte para la población local “, señaló Jan McLoughlin, director general de PDSA,.

Según McLoughlin, se colocaron entre cuatro y seis millones de minas antipersona en Camboya entre 1975 y 1998. Como resultado, el país ha registrado más de 64,000 víctimas y 25,000 amputados.