Aumenta el número de vecindarios en Brooklyn y Queens que registran alza de casos de coronavirus

La Alcaldía enviará a 1,000 funcionarios de diferentes agencias municipales, entre ellos 400 policías, para educar a la comunidad sobre la importancia del uso de la máscara y las pruebas

Aumenta el número de vecindarios en Brooklyn y Queens que registran alza de casos de coronavirus
La Ciudad aumentará los sitios para hacerse las pruebas, como parte de la lucha para combatir el alza de casos.
Foto: AFP / Getty Images

El alcalde Bill de Blasio dio este miércoles una actualización de la situación de las 9 zonas postales de la ciudad de Nueva York, ubicadas en Brooklyn y Queens, donde los niveles de contagios de coronavirus están por encima del 3% y el parte no fue tan alentador. A la lista de áreas vigiladas, ahora se suman también vecindarios como Rego Park, Kensington, Windsor Terrace, Brighton Beach, Manhattan Beach, Sheepshead Bay y Williamsburg, que están registrando ligeros aumentos.

En seis de ocho vecindarios, vemos que los números continúan aumentando. Hemos visto algunas fluctuaciones por vecindario. Sabemos, y lo hemos visto anteriormente en otras áreas como Sunset Park y Soundview, los números pueden cambiar rápidamente en la dirección correcta. Así que vamos a seguir trabajando todos los días, cada hora para hacer ese cambio. Pero ahora mismo, en seis de los ocho vecindarios, vemos, lamentablemente, un aumento”, dijo el Alcalde. “Y ahora el vecindario de Kew Gardens ha superado ese nivel del tres por ciento. Estamos observando con atención. Continuamos monitoreando cuatro códigos postales adicionales que son más bajos, pero queremos tener mucho cuidado porque hemos visto algunos aumentos. También queremos detener el problema en esas áreas”.

De Blasio mencionó que unos 1,000 funcionarios de diferentes agencias de la Ciudad, entre ellos 400 policías del NYPD han estado trabajando activamente en los vecindarios más preocupantes de contagios, educando a la comunidad sobre la importancia del uso de la máscara y las pruebas.

Y aunque reconoció que ha habido un elevado cumplimiento de las normas en esas zonas, advirtió que de ser necesario, se impondrán penalidades y hasta amenazó con cerrar negocios que sean foco de propagación del brote.

“Vimos un nivel muy alto de cumplimiento. Ayer no fueron necesarias las multas. Nos encantaría que eso continúe así, pero obviamente estamos preparados para emitir citaciones según sea necesario. El Departamento del Sheriff también visitó ayer más de 130 escuelas no públicas para asegurarse de que se siguieran las reglas”, dijo el mandatario.

“Habrá un alcance intensivo por parte del Sheriff y la Oficina de Cumplimiento Especial, yendo a las empresas como lo han hecho en los últimos días, volviendo a las empresas donde hay casos de incumplimiento. Un recordatorio es que las empresas pueden ser multadas o cerradas. Así que habrá trabajo individual en toda la comunidad, negocio por negocio, con suerte encontrando buenas condiciones. Donde no haya buenas condiciones, si no ha sido el problema antes, habrá una advertencia. Si ha habido un problema antes, se puede multar o cerrar una empresa en el acto”.

La clave es hacerse los test

Y como parte de los esfuerzos para reducir los contagios y ponerle freno al COVID-19 no solo en las zonas de mayor índice de casos positivos, De Blasio hizo un llamado a que todos los neoyorquinos se hagan la prueba.

“Es muy importante que todos salgan y se hagan la prueba. Necesitamos tener una idea muy clara de lo que está sucediendo en la ciudad. Necesitamos tener una idea muy clara de lo que está sucediendo en estos nueve códigos postales clave y en varios otros que nos preocupan”, dijo el político. “Cuanta más gente se haga la prueba, mejor será la imagen”.

Asimismo, el mandatario anunció el lanzamiento de la campaña “fiesta de cuadra”, donde equipos móviles de pruebas irán hasta los vecindarios para hacer jornadas diarias de test. El programa empezará con 6 sitios, donde se espera hacer 500 pruebas en cada uno, para un total de 3,000 diarias.

“Se han trasladado 11 sitios de prueba móviles a las áreas, triplicando la capacidad de los sitios de prueba rápida del Departamento de Salud. Y una nueva iniciativa es la fiesta de barrio. Estas son áreas donde las calles están cerradas y se puede realizar un alto nivel de pruebas en unidades de prueba móviles. Y queremos animar a los miembros de la comunidad a que salgan y participen”, agregó De Blasio.

El gobernador Andrew Cuomo, también presentó un reporte donde informó que se han identificado 20 zonas postales en todo el estado, donde los contagios se han elevado entre el 3 y el 8% y reúnen el 23% del total de casos del estado. Siete de esos sitios están en Brooklyn, dos en Queens, dos en El Bronx y uno en Manhattan.

“Estamos lidiando con la situación de las zonas preocupantes. Hemos tenido zonas preocupantes en el pasado provenientes de fábricas, iglesias, bares y otros lugares (…) Así que estamos bastante familiarizados con esto, y cuando hay un grupo, somos muy agresivos y estamos sobremuestreando los grupos”, dijo Cuomo, advirtiendo que el promedio de contagios diarios en el estado es de 1.02%. “Hemos implementado máquinas de prueba rápida. Por lo tanto, habra dos tasas de infección a las que debemos prestar atención: las cifras estatales y luego las cifras del grupo. Todo esto es un claro recordatorio de que debemos mantenernos inteligentes y vigilantes: usen la máscara, el distanciamiento social y sigan las pautas de salud pública, porque esto no ha terminado”.