Un adolescente que sólo comía salchichas logra salir de su curiosa “adicción”

Solo comía salchichas y agua, tres veces al día; fue curado de manera asombrosa

Un adolescente que sólo comía salchichas logra salir de su curiosa “adicción”
Ben comía cuatro salchichas en cada comida todos los días.
Foto: Pxhere

Ben Simpson es un adolescente de 15 años que durante toda su vida no ha comido otra cosa que no sean salchichas y agua, tres veces al día todos los días. No necesitaba de salsa o salsas, solo salchichas, se negaba a otra comida, ni siquiera consumía dulces, chocolates o bebidas con sabor. Ben se ha curado de la manera menos esperada.

La madre de Ben señala que cuando iban a fiestas en la escuela, todos los demás niños comían felizmente, excepto Ben. Simplemente se sentaba allí llorando o se negaba a entrar donde estaba la comida.

Ben consumía hasta cuatro o cinco salchichas por comida, varios paquetes de 16 cada semana.

Todo empezó cuando Wendy Hughes de 55 años, trató de cambiarlo a alimentos sólidos cuando era bebé. “Me di cuenta de que no estaba comiendo lo que comerían otros niños… Solo comía bocadillos como patatas fritas y cosas así. A medida que crecía, se apegaba a las salchichas”, publica Metro.

Wendy, una trabajadora de almacén de Amazon de Swansea (Reino Unido), gastaba aproximadamente 75 dólares al mes en una marca específica de salchichas sin piel. Pero la preocupación de la mujer iba más allá de lo económico, esta situación afectaba la convivencia social y la salud de su hijo, que se quejaba y se decía cansado.

Fobia a los alimentos

Lo que para muchos podría parecer una simple adicción las salchichas, en realidad se trata de un trastorno alimentario llamado ARFID (Trastorno por Evasión Restrictiva de la Ingesta de Alimentos). Ben tenía una especie de fobia por otros alimentos.

De acuerdo al National Eating Disorders Association (NEDA) hay una evitación basada en las características sensoriales de la comida. Las personas con afecciones del espectro autista son mucho más propensas a desarrollar ARFID.

Hipnosis

Preocupada, la madre de Ben intentó por todos los medios ayudar a su hijo con médicos, y nutricionistas, sin resultados positivos. Luego, un amigo le sugirió la hipnosis, así fue como Wendy recurrió al hipnoterapeuta cognitivo conductual David Kilmurry.

Durante la sesión, Kilmurry utilizo frases subliminales hipnóticas y frases para ayudar a sus pacientes a abrir la mente a nuevos alimentos.

“Quiero que lo vean como algo emocionante en lugar de entrar en pánico por lo desagradable que podría ser”, dijo el hipnoterapeuta.

Ben y David tuvieron una sesión de dos horas por FaceTime y luego otra de seguimiento, eso fue todo. El chico que antes no probaba otra cosa que no fueran salchichas, ahora ya no tiene miedo de probar otras cosas, asombrosamente come pescado y otros alimentos que la madre le ofrece, siempre preguntando qué es.

El joven parece haber superado el ARFID, un trastorno que puede afectar seriamente la salud ya que no se consumen los nutrientes esenciales que necesita el cuerpo para desarrollarse y funcionar normalmente.

Te puede interesar: