Alarma: policías de Nueva York también están sufriendo un rebrote de coronavirus

Al menos 36 miembros de NYPD ya se han reportado enfermos con sospecha de COVID-19 este mes

Alarma: policías de Nueva York también están sufriendo un rebrote de coronavirus
NYPD ha tenido nuevos retos y un agregado en el uniforme este turbulento año
Foto: Andrés Correa Guatarasma / Cortesía

La policía de Nueva York también está experimentando un aumento en la cantidad de oficiales con síntomas de COVID-19, tal como sucedió en la primavera durante el primer brote en la ciudad.

El comisionado de NYPD, Dermot Shea, pidió a los oficiales que se cubran la cara y tomen otras precauciones en un mensaje grabado en video, luego de un número inusualmente grande de bajas por enfermedad en la última semana.

36 miembros de la policía de Nueva York se reportaron por teléfono como enfermos con sospecha de coronavirus en los primeros seis días de este mes, admitió Shea el miércoles 7 de octubre.

En comparación, alrededor de 42 miembros uniformados y civiles llamaron mensualmente por enfermedad durante julio, agosto y septiembre. Por ello Shea pidió a los oficiales que “redoblaran las precauciones de seguridad” con ellos mismos y ante sus compañeros.

La Comisaría 48 en El Bronx tiene cinco casos de coronavirus y la 71 en Brooklyn suma cuatro, detalló el Comisionado en el video.

El virus golpeó a la policía de Nueva York con especial fuerza al principio de la pandemia, cuando casi 6 mil miembros dieron positivo. Hubo 46 muertes, la gran mayoría en abril y mayo, recordó ABC News.

Con tasas de infección cinco veces más altas que el resto del estado, NYC ha implementado nuevas restricciones en los “puntos calientes” de COVID-19. Las nuevas reglas incluyen cerrar escuelas y negocios no esenciales y limitar el número de personas a las que se les permite reunirse para cultos religiosos.

En abril, en plena crisis de la pandemia, al menos 23% de los paramédicos (EMS) y 15% de la fuerza policial de NYC estaba fuera de servicio por causas médicasacelerando el colapso de salud pública.