Muere a los 91 años Whitey Ford, legendario pitcher de los Yankees de Nueva York

Ford ganó seis Series Mundiales y es considerado uno de los mejores pitchers de la historia

Muere a los 91 años Whitey Ford, legendario pitcher de los Yankees de Nueva York
Whitey Ford, legendario pitcher de los Yankees.
Foto: Jim McIsaac / Getty Images

El mundo del béisbol está de luto, pues este viernes se ha dado a conocer el sensible fallecimiento de Edward Charles ‘Whitey’ Ford, leyenda de la MLB y considerado por muchos como el mejor pitcher en la historia de los Yankees de Nueva York.

De acuerdo a informes de TMZ, Ford falleció el jueves en su casa en Nueva York y hasta el momento no se han revelado las causas de su fallecimiento.

Tras el suceso, los Yankees lanzaron un breve comunicado en sus redes sociales, en el que lamentaron el deceso de quien fue uno de los más grandes lanzadores del equipo.

“Los Yankees están increíblemente tristes al enterarse del fallecimiento del miembro del Salón de la Fama Whitey Ford. Whitey pasó toda su carrera de 16 años como Yankee. Campeón seis veces de la Serie Mundial y 10 veces elegido para el equipo All-Star, el presidente de la junta fue uno de los mejores zurdos que jamás haya tocado la goma. Él será profundamente extrañado”, escribió el conjunto neoyorquino.

Ford debutó en las ligas mayores en 1950 con los Yankees de Nueva York, tras una campaña exitosa, abandonó el equipo para servir al ejército estadounidense en la guerra contra Corea. En 1953, Whitey volvió a los Yankees, equipo donde jugó hasta su retiro en 1967. Tiene un récord en su carrera de 236 victorias, 106 derrotas, E.R.A. de 2.75 y consiguió la espectacular cantidad de 1,956 outs. 

En 1974 fue inducido al Salón de la Fama del Béisbol y en homenaje, los Yankees retiraron el número 16 de sus jerseys.

Descanse en paz Charles ‘Whitey’ Ford.

 

Te puede interesar:

Rubén Díaz Jr. llamó “cínicos” a los Yankees por invitar a Donald Trump a lanzar la primera pelota

Revelan que los Yankees no invitaron a Trump a lanzar la primera bola y el presidente decidió cancelar