¿Cuáles son las tres bebidas para la templanza?

Bebidas estimulantes naturales que hoy disfrutamos por placer

¿Cuáles son las tres bebidas para la templanza?
Foto: Georgi Petrov / Pexels

Actualmente disfrutamos de tres bebidas de origen antiguo a las que en el pasado se les vio como exóticas, como la medicina y el mal, e incluso llegaron a ser demonizadas. Hoy sabemos que su consumo moderado es saludable y tiene beneficios a nuestra salud.

“Bebidas para la templanza”

En el siglo XVII, para Europa eran nuevas tres bebidas que habían entrado desde África, Asia y América: el café, el té y el chocolate.

A finales del siglo XVII y principios del XVIII, el café era con mucho la más popular de las tres llamadas “bebidas para la templanza”. El café era más barato que el té y más cafeinado que el chocolate, por lo tanto el más estimulante.

Templanza significa moderación y sobriedad según la Real Academia Española y en el cristianismo es una de las cuatro virtudes cardinales, que consiste en moderar los apetitos y el uso excesivo de los sentidos, sujetándolos a la razón.

Se consideraron hierbas medicinales, vendidas por boticarios. También se tomaron simplemente por placer. No tardo en haber tensión por su venta y consumo.

Por un lado los comerciantes esperaban aumentar las ventas a cualquiera y por otra parte estaban los médicos que querían mantener el monopolio del suministro, mantener los precios altos y recetar las bebidas a sus pacientes. Los médicos esperaban evitar la autoprescripción o el uso recreativo.

Las bebidas de la templanza pasaron encima al alcohol

Antes de la llegada del café, el té y el chocolate, los europeos no tenían estimulantes. La cafeína es la primera gran experiencia de los europeos con los estimulantes, señala el Consejo de Estudios Europeos (CES).

Las bebidas de la templanza remplazaron al alcohol para el desayuno y los descansos laborales. A diferencia del alcohol, son estimulantes y no depresoras por lo que permiten mantenerse alerta.

El té, el chocolate y el café se promocionaron como bebidas para la templanza. Los proveedores de cerveza y vino tenían un gran interés en sofocar la popularidad de las nuevas bebidas.

Se generaron tantas controversias entre los que reconocían en las bebidas con cafeína su efecto estimulante natural y defendían los beneficios a la salud y en contraparte, los que las veían como una epidemia del mal.

Al final, los investigadores determinaron lo que sabemos hoy en día, que las bebidas de la templanza no provocan impotencia ni locura, pero sí tienen efectos reales en el organismo.

Cacao

Foto: Pxhere

Es nativo de México y Centroamérica donde se ha cultivado por lo menos durante 3,000 años, según datos de la Comisión Nacional para el Conocimiento y uso de la Biodiversidad (CONABIO).

En ese momento, los mayas fueron los primeros conocedores del chocolate, lo bebían como una bebida amarga fermentada mezclada y con especias como la vainilla.

El cacao es rico en flavanoles (antioxidantes) y tiene dos estimulantes, cafeína y teobromina. El cacao es el alimento que más teobromina posee.

La teobromina es un químico alcaloide pertenece a la familia de las metilxantinas, tal como ocurre con la cafeína. Es responsable de que sintamos esa sensación de entusiasmo, animación o felicidad.

Café

Foto: Negative Space/Pexels

El café tiene origen en Etiopía. Los componentes principales del café son cafeína y productos químicos vegetales llamados polífenoles. Ambas sustancias son relacionadas con los efectos beneficiosos a la salud del café como antioxidante y antiinflamatorio.

Por su contenido en cafeína, el café puede aumentar el estado de alerta, la energía, la capacidad de concentración y mejorar el estado de ánimo.

Cada taza de café contiene aproximadamente 95 mg de cafeína. Las pautas dietéticas de Estados Unidos sugieren un consumo moderado diario de hasta 400 mg de cafeína.

Foto: PxHere

La primera grabación del té lo describió como una bebida medicinal en China en el siglo III d.C. Es una bebida que proviene de hojas de Camellia sinensis. El té negro es el más popular en todo el mundo, seguido del té verde, oolong y blanco según la Escuela de Salud Pública de Harvard.

Es rica en polifenoles (antioxidantes) y también aporta cafeína. Los  polifenoles son químicos vegetales que le dan a los tés su sabor y aroma distintivos y pueden tener propiedades que promueven la salud.

En cuanto a la cafeína, una taza de ocho onzas de té verde contiene aproximadamente 28 mg de cafeína; mientras que una taza de té negro 47 mg, según Mayo Clinic.

Te puede interesar: