Lo que un vaso de agua de jengibre en ayuno puede hacer por tu salud

Iniciar el día bebiendo un vaso de agua de jengibre, actúa como un potente remedio lleno de propiedades antioxidantes y antiinflamatorias

Lo que un vaso de agua de jengibre en ayuno puede hacer por tu salud
El agua de jengibre se relaciona con sus beneficios para fortalecer al sistema inmune, prevenir enfermedades, mejorar la salud digestiva y promover la pérdida de peso.
Foto: Shutterstock

El jengibre es el ingrediente estrella en la medicina naturista y forma parte de las especias más sanas del planeta. Es una raíz asiática muy poderosa, ya que está repleta de nutrientes y componentes bioactivos que ofrecen numerosos beneficios para el cuerpo y la mente. Entre sus grandes cualidades se destaca por su contenido en gingerol, que es su principal componente activo, que se relaciona con su peculiar aroma, sabor picante y gran parte de sus beneficios medicinales. 

En los últimos meses todos hablan del jengibre, no en vano se ha vuelto una fiel herramienta en la mayoría de las tendencias de nutrición enfocadas en potenciar la salud. Con base en ello se han liberado todo tipo de estudios e investigaciones científicas, que comprueban sus bondades para mejorar diversas condiciones digestivas, retrasar el proceso del envejecimiento y es de gran ayuda para combatir a los radicales libres, que se relacionan con la aparición de enfermedades crónicas. También es un gran aliado para disminuir el dolor y los marcadores inflamatorios, su consumo se asocia con grandes beneficios para fortalecer al sistema inmunológico y protegernos de la aparición de infecciones, causadas por virus y bacterias. 

Otra de los aspectos más valorados del jengibre se relaciona con su inmensa versatilidad, ya que es una especia fácil de integrar en la dieta diaria. Es un gran aliado para enriquecer el valor nutricional de jugos, batidos, sopas, cremas, salsas y guisados; una de las más famosas infusiones medicinales e ideal para consumirlo en agua.

Los beneficios de un vaso de agua de jengibre al despertar:

1. Poderoso antiinflamatorio

Actualmente tenemos a la mano todo tipo de remedios matutinos naturales, que son considerados una maravillosa alternativa para mejorar ciertas condiciones de salud, sin efectos secundarios y aquellos que contienen jengibre encabezan la lista. Iniciar el día con un vaso de agua de jengibre, es un poderoso antídoto antiinflamatorio que resulta el complemento ideal para contrarrestar los negativos efectos de los gérmenes, los productos químicos y una alimentación deficiente, que suelen relacionarse con altos niveles de inflamación y daños en el cuerpo. Es por ello un gran aliado para prevenir la inflamación crónica y el dolor que se deriva de la misma. También es un hábito muy recomendado para las personas que realizan actividad física, ya que aumenta el rendimiento y disminuye el clásico dolor muscular post ejercicio. 

2. Grandes beneficios antioxidantes

En los últimos años el consumo de alimentos de poder antioxidante, es una de las infalibles para vivir mejor e inclusive por más tiempo. La realidad es que el jengibre es considerado uno de los ingredientes naturales más ricos en antioxidantes y es por ello que su consumo en ayuno, se relaciona con grandes cualidades para prevenir cardiopatías, enfermedades neurodegenerativas como Parkinson, Alzheimer y Huntington, el cáncer y diversos síntomas de envejecimiento. Otra genialidad de los antioxidantes se debe a su capacidad para combatir las especies reactivas del oxígeno (ROS), que son la causa directa del daño en las células y el estrés oxidativo. Lo cierto es que el organismo produce estas sustancias de manera natural y se derivan de un estilo de vida deficiente, como el tabaquismo, el consumo excesivo de alcohol y los estados de estrés crónico. El agua de jengibre aporta los antioxidantes suficientes, que ayudan a combatir los efectos secundarios de los ROS en el organismo. 

3. Contra toda afección digestiva

Una de las bondades más populares del jengibre se relaciona con sus propiedades digestivas, es por ello considerado uno de los remedios naturales más eficaces para aliviar la indigestión, el dolor estomacal, las náuseas, la distensión abdominal, el exceso de gases y las náuseas. Después de las horas de sueño resulta muy relevante consumir un vaso de agua de jengibre, no sólo aporta grandes propiedades hidratantes; sus propiedades antiinflamatorias actúan acelerando el tránsito intestinal, también protegen la salud intestinal y microbiota. 

4. Ideal para regular los altos niveles de glucosa y colesterol en la sangre

Se cuenta con un estudio que avala los beneficios de la ingesta de agua de jengibre en ayuno, para disminuir los altos niveles de azúcar en la sangre y también es un buen aliado para mejorar la resistencia a la insulina. Una gran alternativa para integrar en los hábitos de cualquier paciente diabético. Por otra parte se cuenta con otra referencia científica que avala los beneficios del jengibre en ayuno para reducir los marcadores de diversas enfermedades cardíacas, como es el caso de los niveles de arginasa, el colesterol malo “LDL” y los triglicéridos, condiciones que pueden relacionarse con una dieta rica en grasas. 

5. Control del peso corporal

Ya lo sabemos no existen remedios milagrosos cuando se trata de perder peso, pero sí buenos aliados que gracias a su composición y propiedades son el aliado perfecto para estimular el adelgazamiento. El agua de jengibre es un grandioso complemento por diversas cuestiones, entre las que se destacan: su acción para acelerar el metabolismo y el tránsito intestinal, sus propiedades depurativas que promueven la eliminación de toxinas y desechos, su potencial hidratante, saciante y antiinflamatorio, que combate la retención de líquidos.

¿Cómo elaborar el agua de jengibre?

Ingredientes:

  • 1 litro de agua
  • 1 pieza grande de jengibre fresco
  • 2 limones (obtener su jugo)
  • Jarra de vidrio con tapa hermética

Modo de elaboración:

  1. Pela el jengibre y pártelo en rebanadas medianas. 
  2. En una cacerola mediana agrega el litro de agua, cuando alcance el primer hervor añade los trozos de jengibre. Hierve a fuego medio por 3 minutos. Apaga el fuego y tapa la infusión, reposa por 10 minutos. 
  3. Cuela la infusión en una jarra de vidrio y vierte el jugo de dos limones recién exprimidos. Mezcla bien, hasta que se integren todos los ingredientes.
  4. Consume un vaso al despertar en ayuno y continúa consumiendo el resto del agua a lo largo del día.