Los hongos que realmente saben a pollo: cómo comerlos y cocinarlos

Con estos hongos puedes preparar un exquisito "pollo" frito original del bosque

Los hongos que realmente saben a pollo: cómo comerlos y cocinarlos
Chicken of the Woods o pollo del bosque es comestible y puede ser muy versátil.
Foto: congerdesign / Pixabay

Existe un hongo no venenoso color naranja amarillento que realmente sabe a pollo. Se trata del Chicken of the Woods (pollo del bosque), tiene un gran tamaño, una textura suave y jugosa y son seguros para comer.

Estos hongos te proporcionan proteínas, vitaminas, minerales y antioxidantes de origen vegetal con un delicioso sabor a pollo, agregan características umami a los platillos.

El Chicken of the Woods es diferente a los clásicos champiñones, portobellos u hongos que frecuentemente encuentras en el supermercado. Son la delicia de los recolectores y algunos restaurantes preparan deliciosos platos con estos hongos. Así que si los encuentras en una caminata puedes aprovecharlos y disfrutar de un extraordinario platillo.

Características para reconocer al pollo del bosque

Forma: Este hongo no tiene tallo por lo que no tiene altura. Tiene forma de abanico a semicircular o de manera irregular y puede ser suave a finamente arrugado con una textura similar a la gamuza. La tapa mide entre 5 y 30 cm de ancho y hasta 20 cm de profundidad; puede tener hasta 3 cm de espesor.

Color: Es de color amarillo brillante a naranja brillante cuando es joven (a veces puede desarrollar un tinte rojizo) y a menudo se desvanece con el tiempo llegando a ser casi blanco cuando ha pasado la madurez. Su color no cambia cuando se corta. La pulpa es espesa, blanda y muy acuosa cuando es joven.

¿En dónde encontramos el hongo que sabe a pollo?

Los pollo de bosque crecen en América del Norte, Europa y partes de Asia y se alimentan de árboles, vivos o muertos. Los robles son sus árboles favoritos, aunque también los puedes encontrar en otras maderas duras.

Estos hongos en los que algunos también encuentran sabor a langosta o cangrejo no son venenosos, pero sí causan un terrible daño a los árboles. Mushroom Expert explica que “los pollos” son un parásito que provoca la pudrición del corazón de su árbol hueséd.

Cómo cocinar el pollo del bosque

El pollo del bosque debe cocinarse. Se pueden saltear en la una sartén, especialmente si son jóvenes. Forager Chef recomienda tener un poco de vino o caldo en caso de que la sartén se seque.

Pollo frito original del bosque

Ingredientes

  • 4 trozos de pollo joven del bosque, del tamaño de un puño pequeño.
  • 1 pizca de sal y pimienta negra recién molida
  • 1 pizca generosa de pimentón dulce
  • 1 pizca de pimienta de cayena
  • 1 diente de ajo machacado
  • 1 taza de harina todo uso para empanizar
  • 3 huevos para empanizar
  • Unas ramitas de tomillo fresco (opcional)

Preparación

  1. Recorta la parte dura donde el tallo comienza a adherirse al árbol de los hongos.
  2. Lave y seca bien los pollos para que los condimentos se adhieran.
  3. Sazona la harina con una pizca de sal, pimienta, pimentón y cayena.
  4. Mezcla los champiñones en harina, luego en huevo y luego nuevamente en harina.
  5. Calienta una sartén con 1/4 taza de aceite y 2 cucharadas de mantequilla sin sal. Agrega los hongos, el diente de ajo machacado y el tomillo.
  6. Cocina el pollo hasta que esté dorado por cada lado, durante unos 4-5 minutos. Seca los champiñones en una toalla de papel para evitar el exceso de aceite, espolvorea con un poco de sal, sirve y disfruta.

Te puede interesar: