4 formas de preparar la avena para ayudar a que pierdas peso

Existen numerosas razones para enamorarnos de la avena, es un tesoro nutricional y terapéutico. De inmensa versatilidad y un fiel aliado para gozar de un peso saludable

4 formas de preparar la avena para ayudar a que pierdas peso
La avena es un alimento completo que beneficia la digestión, la salud intestinal, cardiovascular y fortalece al sistema inmune.
Foto: Imagen de Melanie Rodriguez en Pixabay / Pixabay

Hoy en día seguir una alimentación integral y natural es la llave de la salud y de gozar de un peso saludable. Es por ello que la actual tendencia nos acerca al consumo de alimentos de calidad, que se caractericen por sus propiedades nutricionales y terapéuticas. 

La avena pertenece a la lista de los superalimentos que no pueden faltar en toda dieta equilibrada y enfocada en perder peso, es considerada un complemento fundamental en las pautas alimenticias enfocadas en adelgazar. Lo cierto es que en los últimos años todos hablan de los inmensos beneficios que aporta la ingesta recurrente de avena, en principio porque se trata de un alimento de extraordinario potencial nutricional y en segundo lugar por las por la larga lista de bondades curativas que se derivan de su consumo.

Se trata de un alimento completo, generoso, accesible y de lo más versátil, se puede aprovechar en todo tipo de preparaciones y lo mejor de todo es que es deliciosa. La avena se caracteriza por su grandioso contenido en oligoelementos y antioxidantes que potencian la salud, también es rica en vitaminas, minerales, proteínas, hidratos de carbono de absorción lenta y mucha fibra.

Lo cierto es que la avena es considerada uno de los cereales más terapéuticos que existen y se relaciona con cualidades para perder peso y mantenerlo a largo plazo. También es un gran aliado para proteger la salud, ya que se distingue por sus cualidades para regular los altos niveles de colesterol y triglicéridos en la sangre, reduce el riesgo de padecer enfermedades cardíacas, equilibra la presión arterial y mejora la resistencia física. A la vez la avena tiene un valioso efecto prebiótico en el intestino que beneficia inmensamente la salud digestiva e intestinal, ayuda a eliminar todo lo que el organismo no necesita y tiene grandes propiedades antiinflamatorias. 

La buena noticia es que integrar el consumo de avena en la dieta diaria, es sencillo y de lo más reconfortante. Es un alimento muy noble que se presta para crear bebidas y comidas completas y llenas de nutrición. Conoce 4 grandiosas alternativas para aprovecharla al máximo, llenarte de energía de calidad y mantener un peso sano.

1. Agua de avena

En los últimos meses todos hablan sobre los beneficios del agua de avena y es que probablemente es la forma más simple de perder peso con avena. Resulta una extraordinaria alternativa para obtener todos los nutrientes de este cereal terapéutico, aumenta los niveles de hidratación del organismo y es perfecta para consumir a lo largo del día. Conserva su aporte en fibra, lo cual resulta ideal para potenciar la pérdida de peso y esto se relaciona directamente con su poder saciante. Es una bebida que aporta energía de calidad, sin elevar los niveles de glucosa en la sangre y se distingue por su riqueza en minerales esenciales como hierro, magnesio, zinc fósforo y vitaminas como la B1, B6, E y potasio. El agua de avena es valorada por sus bondades para limpiar el intestino, ya que promueve la eliminación de toxinas, desechos y líquidos retenidos. 

Avena. /Foto: Shutterstock

2. Avena cocida

Los copos de avena cocida son un plato de lo más generoso y saciante, son la opción ideal para el desayuno, colación saludable o cena ligera. Se trata de un plato lleno de energía, según datos del Departamento de Agricultura de los Estados Unidos 100 gramos de avena cocida aportan 166 calorías, un valor mucho menor a las 379 calorías que aporta la misma cantidad de avena cruda. A la vez se cuenta con referencias muy interesantes, como es el caso del artículo publicado en The British Journal of Nutrition en el cual se demostró que el consumo de avena cocida promueve el desarrollo de bacterias benéficas en el intestino, es por ello un gran aliado para promover la buena salud digestiva y evitar problemas como la diarrea, el estreñimiento y el síndrome de intestino irritable. Lo mejor de todo es que la avena cocida es más saciante y cálida, ideal para los días fríos.

Avena cocida. /Foto: shutterstock

3. Batidos de avena

Sin lugar a dudas los batidos son una fuerte tendencia de nutrición actualmente son versátiles, eficaces, rápidos y ligeros. A la vez pueden ser una fórmula muy completa para aumentar el consumo de nutrientes esenciales y son la bebida perfecta para crear todo tipo de combinaciones. Es por ello que agregar avena a los batidos matutinos es un maravilloso y muy recomendado hábito alimenticio, resulta el complemento perfecto para aportar energía de calidad, vitaminas, minerales, grasas saludables, antioxidantes y mucha fibra. La avena es una gran fuente de proteínas con 11,7 gramos por cada 100 gramos, así como de hidratos de carbono, 59,8 gramos y que destacan por ser polisacáridos de lenta absorción y que mantienen la sensación de estómago lleno durante más tiempo. La mejor recomedación para potenciar los beneficios de los batidos con avena es agregar fruta fresca, alguna semilla o fruto seco y especias medicinales, como el jengibre, la raíz de cúrcuma y la canela.

batidora de smoothies
Batido de avena./Foto: Shutterstock

4. Galletas light de avena

Cuidar la línea no tiene porque ser sinónimo de sufrimiento y es completamente saludable satisfacer con equilibrio los antojos dulces, es por ello que la avena es maravillosa para crear galletas y pan saludable. Optar por preparar de manera casera unas ricas galletas de avena, es la mejor alternativa de snack y postre, son muy fáciles de preparar y puedes agregar otros ingredientes que potencien sus propiedades nutricionales y sabor. Son un tesoro nutricional, que resulta el perfecto aliado para evitar el consumo de alimentos procesados, como diversos productos comerciales de bollería, panadería y postres que se caracterizan por su alto contenido en azúcar, grasas saturadas, conservadores y que aportan muchas calorías, por pocos nutrientes. 

Galletas de avena y coco.
Galletas de avena. /Foto: Pixabay