Lo que una taza de infusión de canela y limón en ayuno puede hacer por tu salud

Combinar las propiedades curativas de la canela y el limón, se asocia con grandes cualidades para mejorar la digestión, proteger la salud cardiovascular, fortalecer al sistema inmune y perder peso

Lo que una taza de infusión de canela y limón en ayuno puede hacer por tu salud
La infusión de canela y limón se caracteriza por sus grandiosas propiedades antioxidantes y antiinflamatorias, es de gran ayuda contra los radicales libres.
Foto: Ngô Trọng An / Pexels

En los últimos meses el mundo de los remedios naturales se ha posicionado como una popular tendencia de salud y bienestar. La realidad es que existe una amplia oferta de remedios que se asocian con diversos y específicos beneficios para la salud, sin embargo todos tienen la peculiaridad de elaborarse con alimentos, hierbas y especias medicinales de gran poder curativo. 

Sin lugar a dudas dos de los ingredientes más utilizados en todo tipo de remedios naturales y medicinales, son la canela y el limón. Es por ello que unir sus bondades al infusionarlos, es una poderosa herramienta que es considerada un magnífico aliado para ganar salud, prevenir enfermedades, combatir el sobrepeso y vivir mejor. Descubre todos los beneficios que obtendrás de esta deliciosa, cálida y terapéutica combinación.

Canela y limón, la medicina natural perfecta:

Entre las grandes ventajas de la infusión de canela y limón, se encuentra su inmensa versatilidad. Puede ser una deliciosa y refrescante bebida para sobrevivir a los meses más calurosos del año y también funciona como un cálido y reconfortante remedio para hacer frente al frío invierno.

El limón es uno de los alimentos-medicina más valorados en la actualidad, no en vano es considerado uno de los superalimentos más recomendados para la salud. Lo cierto es que son un magnífico ingrediente en la gastronomía, sin embargo su potencial medicinal lo posiciona como uno de los aliados curativos más importantes de la naturaleza.

Su principal bondad se relaciona con su inigualable contenido en vitamina C y flavonoides, que son poderosos antioxidantes esenciales para gozar de un sistema inmunológico fuerte y proteger al organismo ante el ataque de agentes patógenos. Esta riqueza en antioxidantes hace que el limón sea uno de los mejores aliados para eliminar a los radicales libres, que dañan a las células y se relacionan con la aparición de diversas enfermedades. 

El limón es de gran ayuda en la reducción de enfermedades cardíacas y muy eficaz en la prevención de accidentes cerebrovasculares, también se cuenta con un estudio del año 2019 publicado en Nature Communications, que señala los beneficios del consumo regular de alimentos con flavonoides podría ayudar a proteger contra el cáncer y enfermedades cardiovasculares. También es verdaderamente benéfico para regular los altos niveles de presión arterial, gracias a su contenido en potasio.

Su contenido en ácido cítrico se relaciona con bondades para estimular el proceso de adelgazamiento, es una fruta con propiedades depurativas, promueve la quema de grasa corporal y se asocia con grandes cualidades para mejorar la resistencia a la insulina. Es por ello un magnífico aliado para combatir el sobrepeso y la obesidad.

Por su parte la canela es considerada una de las especias de mayor potencial medicinal, es aromática, cálida y deliciosa. Se distingue por su grandioso aporte en aceites aromáticos y antioxidantes. El olor y sabor distintivos de la canela se debe a la parte aceitosa, que es muy rica en un compuesto llamado cinamaldehído. Es este compuesto el responsable de la mayoría de los poderosos efectos de la canela sobre la salud general y el metabolismo.

Su potencial antioxidante también la vuelve un aliado infalible en la eliminación de los radicales libres, de tal manera que protege al cuerpo del estrés oxidativo. Una de las más destacadas bondades de la canela se relaciona con sus propiedades antiinflamatorias, por lo tanto ayuda al cuerpo a combatir infecciones y reparar el daño tisular. Es cierto que la inflamación es una respuesta natural del sistema inmune, sin embargo cuando se vuelve crónica tiende a relacionarse con la mayoría de las enfermedades degenerativas y se ha comprobado que el extracto de canela es de gran ayuda para reducir los marcadores inflamatorios. 

La canela se ha posicionado como un gran remedio natural en la prevención de enfermedades cardiovasculares y sobre todo es maravillosa para regular los altos niveles de colesterol y triglicéridos en la sangre. También es demasiado popular para regular la glucosa en la sangre y es por ello un complemento muy relevante en la dieta diabética. 

La canela también es altamente digestiva, reduce las consecuencia del consumo de alimentos ricos en grasa y junto con su efecto sobre los niveles de azúcar, promueve la pérdida de peso. También se asocia con grandes propiedades carminativas, que hacen frente al dolor estomacal, cólicos, hinchazón y gases.

¿Cómo elaborar la infusión de canela y limón?

Ingredientes:

  • 1 litro de agua
  • 3 ramitas frescas de canela
  • 5 cucharadas de jugo de limón fresco (50 ml)
  • 1 cucharada de miel
  • Hojitas de menta frescas

Modo de elaboración:

  1. En una cacerola mediana agrega el agua y permite que hierva. Al alcanzar su punto de ebullición añade la canela y la miel. 
  2. Infusiona durante 15 minutos a fuego bajo. Posteriormente reposa durante 10 minutos adicionales.
  3. Cuela el contenido y vierte en una jarra de vidrio, agrega el jugo de limón recién exprimido y disuelve bien todos los ingredientes.
  4. Finaliza agregando las hojitas de menta. Puedes disfrutarla calientita, tibia o agregar hielos para que sea de lo más refrescante.
  5. La recomendación es consumir un vasito de la infusión tibia en ayuno y continuar con el resto de la bebida a lo largo del día.