Cómo se logra convivir con un dolor crónico

El dolor crónico es más desmoralizante entre más aislados estemos

Cómo se logra convivir con un dolor crónico
Los dolores crónicos pueden provocar sentimientos de desesperanza en quienes los padecen.
Foto: Shutterstock

El dolor crónico es una circunstancia difícil y desmoralizante para el paciente según su gravedad y lo limitante que sea para sus actividades diarias. En términos generales, es una situación que impide gozar de un bienestar pleno y de una óptima calidad de vida.

No obstante, es posible convivir con el dolor crónico a modo de reducir su carácter limitante y desmotivador para así poder continuar con nuestra vida. En Healthline nos ofrecen información al respecto y que resulta útil si nos encontramos sufriendo algún tipo de dolor crónico.

Cuidar de nuestro cuerpo para enfrentar el dolor crónico

Los estragos provocados por el dolor crónico son más graves si no tenemos un estado óptimo de salud. Por ende, cuidar de nuestro cuerpo debe ser más prioritario que nunca, de manera que el dolor crónico no se convierta en un impedimento muy importante.

Tener una alimentación saludable nos ayudará a lidiar con el dolor crónico, debido a que nuestro cuerpo se fortalecerá a partir de los nutrientes que consumamos y de las sustancias perjudiciales que dejemos de absorber.

Otra manera de cuidar de nuestro cuerpo es tener una rutina regular de ejercicios. Además de fortalecer nuestra musculatura y evitar que la misma de debilite por el dolor crónico, el ejercicio físico nos hará sentir contentos por la liberación de endorfinas que fomenta.

Por último, cumplir con todas nuestras horas de sueño repondrá nuestras energías y reducirá el estrés que nos produzca el dolor crónico.

Seguir realizando nuestras actividades diarias

Es más fácil convivir con el dolor crónico cuando seguimos llevando adelante nuestro día a día y cuando estamos con nuestros seres queridos. Esta es una manera de reducir los niveles de estrés y frustración inducidos por el dolor.

amigos
Pasar tiempo de calidad con nuestros seres queridos puede ser beneficioso si se pasa por una enfermedad. Fuente: Shutterstock

Aunque el malestar puede ser un reto e impedimento para ciertas actividades, aislarse debido al dolor representa una alternativa peligrosa en la medida que incrementa tu sensibilidad al dolor y te aleja de tus seres queridos y, en última instancia, puede ocasionar sentimientos de tristeza.

Llevar a cabo nuestro día a día implica tener paciencia y reconocer cuáles son nuestros límites para poder trabajar en ellos o sortearlos de algún modo.

Buscar apoyo en nuestro entorno

Puedes buscar el apoyo de amigos y familiares puedan reconfortarte en los momentos en que te abrume el dolor crónico. Contar con acompañamiento ayuda mucho a convivir con el malestar, sea porque recibimos apoyo emocional, o porque se nos facilita alguna tarea o actividad.

Convivir con el dolor crónico es auténticamente posible, pero es necesario que perseveres y estés dispuesto a buscar un poco de apoyo con el objetivo de darle continuidad a tu estilo de vida, lo que es una alternativa mejor a dejarse derrotar por la enfermedad.

También te puede interesar:

¿Qué ejercicios son efectivos para eliminar el dolor de espalda?

5 remedios caseros para combatir el dolor de la artrosis de rodilla

Cómo evitar dolor en las muñecas después de hacer intenso trabajo manual