Biden 264 Trump 214: arrecia la lucha; cada voto cuenta

Al menos cuatro estados siguen en pugna; protestas en Nueva York y Filadelfia

La contienda se extiende
La contienda se extiende
Foto: BRENDAN SMIALOWSKI,JIM WATSON,MORRY GASH / AFP / Getty Images

Joe Biden sumó importantes votos electorales ayer, para colocarse en 264, pero el mandatario Donald Trump (214) no da señales de aceptar una eventual derrota. Todo lo contrario, la lucha arrecia por la vía de amenazas legales exigiendo recuentos.

En tono conciliador, ayer de nuevo el ex vicepresidente Biden declinó declarar victoria y recordó que ambos candidatos no deberían verse a sí mismos como enemigos. Mientras, la campaña de Trump avanzaba con denuncias de fraudes y amenazas legales, y manifestantes de ambas toldas comenzaron a protestar en Nueva York y otras ciudades como Filadelfia.

“Nuestros abogados han pedido un “acceso significativo”, pero ¿de qué sirve eso? El daño ya se ha hecho a la integridad de nuestro sistema y a la propia elección presidencial. ¡Esto es lo que debería discutirse!”, escribió Trump ayer en Twitter a las 6:24 p.m. EST.

“Confío en que saldremos victoriosos. Pero ésta no será sólo mi victoria. Será una victoria para el pueblo estadounidense”, fue el mensaje de Biden en su cuenta a las 9:40 p.m. EST, ratificando un discurso previo.

Ambos candidatos están solicitando donaciones para proseguir la lucha legal que se avecina en algunas regiones. Al momento, cuatro estados siguen en pugna: Nevada (6 votos electorales) tiende hacia Biden; y los otros tres, de mayor peso, se inclinan a Trump, lo que podría cambiar el panorama, pero no asegurarle el triunfo nacional: Georgia (16), Carolina del Norte (15) y Pensilvania (20).

Según ese conteo, si Biden consigue Nevada llegaría a 270, mínimo necesario para la presidencia. Ya rompió el récord de voto popular al superar los 72 millones, por encima de la cifra histórica de Barack Obama (69.4 millones). Trump acumula hasta ahora más de 68.6 millones de votos populares.

Otros mapas electorales, sin embargo, colocan a Biden en 243 y cuestionan sus triunfos en Arizona (11), Michigan (16) y Wisconsin (10). Aún hay miles de votos por correo por contar y que ni siquiera han sido entregados por USPS en varios estados del país, reconoció ayer el propio servicio postal.

Para ganar se necesita un mínimo de 270 y si ninguno lo logra se crearía una situación inédita en la historia. En ese caso, la Cámara de Representantes decidiría la elección con una votación interna.

De seguir la tendencia actual, Trump sería el primer presidente en perder la reelección desde 1992, pero ese año George H. W. Bush (R) venía de ser vice presidente, así que en total sumó 12 años en la Casa Blanca.

El último que sólo estuvo 4 años fue Jimmy Carter (D), derrotado abrumadoramente en 1980 por el ex actor Ronald Reagan (R), con un resultado 489-49. La realidad en 2020 es totalmente diferente: la distancia entre ambos candidatos es mucho menor, en un país marcadamente dividido y afectado por la pandemia.

En el año 2000 el ganador de las elecciones no se conoció hasta mediados de diciembre cuando, tras un recuento en Florida, la Corte Suprema inclinó la balanza a favor de George W. Bush (R) sobre el entonces vice presidente Al Gore (D), en lo que habían sido los comicios más reñidos de la historia. Este polémico año podría superarlos.