Una nueva carga para la ciudad de Nueva York en su batalla contra el COVID-19

Este es un momento en que, con el aumento de los casos, debemos permanecer vigilantes y seguros

Si decide reunirse con otras personas, discutan sobre las estrategias para reducir el riesgo de exposición al COVID-19 y decidan juntos las medidas de seguridad.
Si decide reunirse con otras personas, discutan sobre las estrategias para reducir el riesgo de exposición al COVID-19 y decidan juntos las medidas de seguridad.
Foto: Shutterstock

La temporada de festividades se acerca, y será una época complicada para los neoyorquinos. Muchos de nosotros estamos experimentando duelo y dificultades como resultado de la pandemia de COVID-19. Esas emociones se mezclarán con nuestros sentimientos más familiares de alegría al volver a conectar y reflexionar con amigos y familiares.

Pero también es un momento en el que, con el aumento de los casos, debemos permanecer vigilantes y seguros. Nos adentramos en los meses de invierno de mayor riesgo con un aumento de nuevos casos de COVID-19 en todo Estados Unidos y en el mundo. Los Estados Unidos ya han superado los 11 millones de casos, tienen un promedio de 100,000 nuevos casos diarios, y más de 248,000 estadounidenses han muerto desde el comienzo de la pandemia.

También estamos observando la amenaza de una segunda ola. Aquí, el número de casos de COVID-19 ha aumentado en los cinco condados. Actualmente estamos sistemáticamente por encima del umbral del promedio de siete días de nuevos casos registrados, y el porcentaje de personas que dan positivo para el virus está creciendo.

El momento de este aumento de casos debería hacernos reflexionar a todos. Con el inicio de las fiestas, pedimos a los neoyorquinos que prioricen la seguridad: Sigan manteniendo una distancia de al menos seis pies de distancia tanto como les sea posible. No vayan a otros lugares, especialmente donde el virus puede ser particularmente infeccioso, como reuniones en espacios cerrados. Usen coberturas faciales.

Durante las fiestas, eso quiere decir encontrar maneras creativas de pasar tiempo con los demás. Entiendo que esto no es fácil. Los eventos típicamente se centran en la unión con otras personas. Mi esposa y yo solemos celebrar el Día de Acción de Gracias con nuestra familia allegada, y tengo muy buenos recuerdos de la celebración del año pasado, cuando nuestra hija probó su primera comida sólida (¡camote!) rodeada de un montón de parientes cariñosos. Estoy triste porque este año el Día de Acción de Gracias será diferente, en su mayor parte virtual, como tantas otras cosas, pero sé que es necesario.

Tradiciones como estas son lo que hacen que las fiestas sean tan especiales; pero, desafortunadamente, también son las que conllevan más riesgo. Estamos continuamente descubriendo más sobre COVID-19, pero lo que sí sabemos es que el virus se propaga a través de las reuniones sociales, incluso aquellas que son pequeñas. Y el clima más fresco significa un aire más seco, condiciones que hacen que la mayoría de los virus respiratorios como COVID-19 sean más contagiosos.

Por eso, este año, debemos cambiar la manera en que celebramos las fiestas. Si se puede evitar, instamos a los neoyorquinos a cancelar sus planes de viaje, porque las personas que regresan de sus viajes pueden ser una fuente de brotes en la comunidad. Del mismo modo, asistir a ceremonias religiosas o reuniones festivas también es un riesgo.

Los encuentros en grupo dificultan el distanciamiento físico, ya que no es posible usar una cobertura facial cuando se está comiendo y bebiendo. Recuerde, las personas sin síntomas pueden contagiar la enfermedad de COVID-19.

Aunque las fiestas pueden parecer diferentes, existen maneras de mantener vivo su espíritu, especialmente en una época tan complicada para tantos neoyorquinos. En primer lugar, póngase en contacto con sus amigos, familiares y vecinos, en particular con aquellos que cree que pueden estar pasando por momentos difíciles.

¡Y podemos seguirnos divirtiendo a pesar de esto! Considere la posibilidad de organizar un concurso de cocina virtual, una fiesta de baile o un juego de preguntas y respuestas; vea el gran partido de fútbol por televisión y disfrútelo virtualmente con sus amigos; o planifique una llamada en grupo para compartir lo que le da esperanza y alegría durante las fiestas.

Si decide reunirse con otras personas o, por cualquier motivo, no puede evitar viajar, discutan sobre las estrategias para reducir el riesgo de exposición al COVID-19 y decidan juntos las medidas de seguridad.

Y recuerde que se aplican las mismas nuevas reglas de siempre: Usar una mascarilla alrededor de aquellos que no son parte de su grupo familiar inmediato, especialmente cuando están en lugares cerrados. Lavarse las manos a menudo o usar un desinfectante de manos a base de alcohol. Hacerse la prueba de COVID-19 antes de ver a los adultos mayores, u otros que puedan tener un mayor riesgo de padecer una enfermedad grave por COVID-19, y después de asistir a una reunión o un viaje. Y como hemos dicho desde el principio, quédese en casa si no se encuentra bien, si la prueba da positivo o si ha estado en contacto cercano con alguien que tenga COVID-19.

Por último, animo a los neoyorquinos a que hablen con un amigo de confianza, un familiar o un consejero si están experimentando depresión, estrés y ansiedad. Si sus sentimientos le resultan abrumadores, busquen ayuda profesional. Recuerden que el servicio de apoyo de salud mental gratuito y confidencial de la ciudad, NYC Well, está disponible las 24 horas del día, los 7 días de la semana, llamando al 888-692-9355.

En los últimos nueve meses, hemos sufrido colectivamente pérdidas de familiares y de vecinos, separación y dificultades económicas. Como médico que ejerce, fui testigo directo del dolor y la fortaleza de los neoyorquinos durante los meses devastadores en el punto álgido de la pandemia; y ahora, como médico de la ciudad, insto a que hagamos todo lo posible para no volver a esos días.

-El Dr. Dave A. Chokshi es el comisionado de Salud de la Ciudad de Nueva York.

La versión original de este artículo en inglés fue publicada en el Daily News.