Lo que sucede en el cuerpo al hacer la dieta Keto

Hoy en día todos hablan sobre los grandes beneficios de iniciar una dieta cetogénica. Sin embargo ¿Es saludable? Conoce la opinión de los expertos

Lo que sucede en el cuerpo al hacer la dieta Keto
La dieta cetogénica es un método para perder peso y ganar salud, es de gran ayuda para regular el colesterol, glucosa y presión arterial.
Foto: Shutterstock

Sin lugar a dudas la dieta más popular del año es la cetogénica, también conocida como dieta Keto. No en vano en los últimos meses todos hablan sobre sus beneficios nutricionales, medicinales y por supuesto para promover la pérdida de peso. Se trata de la pauta alimenticia baja en carbohidratos más famosa y a la cual cada día se unen más seguidores.

Lo cierto es que cada vez es más común conocer a alguna persona que “se ha vuelto cetogénica” y que ha experimentado los resultados más asombrosos en diversos ámbitos. Hay de todo, aquellos que disfrutan de una grandiosa transformación en el peso y composición corporal, pacientes que han logrado combatir ciertos casos de diabetes y otras enfermedades crónicas, e inclusive quienes han mejorado sus niveles de energía y estado de ánimo. 

Si bien existen diferentes grados de intensidad para realizar una dieta cetogénica, que a grandes rasgos se trata de un estilo de vida que conduce al organismo a la cetosis. Dicho término se refiere al estado metabólico en que el cuerpo utiliza grasa y cetonas en vez de glucosa (azúcar) como principal fuente de energía.

Se cuenta con diferentes recomendaciones de médicos y nutriólogos, que enfatizan sobre la descomposición ideal de macronutrientes para lograr un óptimo estado de cetosis: 75% de grasa, 20% de proteína y 5% de carbohidratos.

A pesar de que la dieta cetogénica es uno de los planes dietéticos más recomendados en la actualidad, es importante mencionar que como en cualquier ajuste en la dieta, someter al cuerpo a un régimen cetógenico tiene sus pros y contras. Es por ello que nos dimos a la tarea de desglosar los principales efectos del estado de cetosis en el organismo, de tal manera que puedas tomar las mejores desiciones para tu salud y bienestar. 

1. Puedes presentar gripe cetogénica

Es normal que el organismo reaccione ante cualquier cambio radical en el sistema de alimentación. Especialistas en medicina coinciden en que la mayoría de las personas presentan algunos síntomas, sobre todo durante la primer semana de iniciar con la dieta cetogénica. Estos efectos se deben a que el cuerpo está aprendiendo a cambiar su fuente de energía, cuando comienza a reducir sus carbohidratos, la mayoría de las personas atraviesan un período de adaptación cetogénica o gripe cetogénica. Durante este proceso el cuerpo esta pasando de depender de los carbohidratos, a aumentar la producción de cetonas a partir de la descomposición de las grasas para así suministrar la energía principal. Entre las principales señales de la famosa gripe cetogénica, se encuentran síntomas como: confusión mental, dificultad para concentrarse, sentirse demasiado cansado o letárgico y en algunos casos se pueden experimentar dolores de cabeza. La buena noticia es que este proceso solo tarda unos días, por lo que es importante tener paciencia y permitir que el cuerpo se adapte. Para hacerlo más llevadero se recomienda practicar el ayuno intermitente, realizar actividad física e integrar aceite de coco en la elaboración de los alimentos. 

2. Puedes experimentar el ‘zumbido’

Probablemente te resulte muy extraño leer esto, sin embargo tiene mucho sentido. Una vez que el cuerpo atraviesa por el período de transición, es normal puede experimentar lo que muchos especialistas llaman ‘whoosh y es un término que se refiere a una sorprendente pérdida de peso, en las dos primeras semanas. Es importante mencionar recordar que la mayoría de esta pérdida de peso es de agua y de poca grasa, debido a esto muchas personas suelen desanimarse, sobre todo al notar que dicha tasa de pérdida de peso no es continúa. Sin embargo lo más importante que debes de sabe, es que la pérdida rápida de grasa no es saludable y es por ello que la dieta cetogénica nos permite perder kilos de una manera saludable y constante que no afectará negativamente su salud.

3. Perderás peso mucho más fácil

Una vez que el cuerpo se acople a la dramática pérdida de peso de agua inicial, da lugar a la quema de grasa, que de hecho es el principal objetivo de la dieta Keto. Por lo tanto posterior a las dos primeras semanas, el cuerpo aumentará la utilización de las reservas de grasa corporal para obtener energía y así continuaremos perdiendo peso de manera gradual. A la vez seguir una dieta baja en carbohidratos, es un importante complemento para que el cuerpo libere menos insulina en el torrente sanguíneo. Por lo tanto; aunque la insulina es necesaria para la absorción y utilización de carbohidratos, sin embargo altos niveles de insulina en el cuerpo se relacionan con dificultar la pérdida de peso. 

4. Adiós apetito incontrolable

Pasar demasiado tiempo sin comer, se deriva en diversos síntomas como sentirse tembloroso, irritable, con dolor de cabeza y fatigado. Todos estos síntomas dan como resultado que el cuerpo entre en una especie de estado de suspensión, lo cual hace que el cerebro mande señales de comer algo lo antes posible. Acostumbrar al organismo a estas condiciones es signo de mala salud metabólica, que suele resolverse muy fácilmente al seguir la dieta cetogénica. Al entrar en cetosis, de manera natural estamos entrenando al cuerpo para aprovechar fácilmente sus propias reservas de grasa, para obtener combustible cuando el suministro de alimentos entrantes es corto. Gracias a ello evitamos que el cuerpo presione el botón de pánico cuando los niveles de azúcar en la sangre empiezan a caer. A la vez la cetosis, se relaciona con mejores desiciones alimentarias cuando tenemos hambre. 

5. Gran aliado para combatir la inflamación

Cuando el cuerpo metaboliza la grasa como combustible, desarrolla la capacidad de no liberar radicales libres o estrés oxidativo en el cuerpo, considerados una de las principales consecuencias del consumo de alimentos ricos en  carbohidratos inflamatorios. Otro dato de lo más interesante, es que los propios cuerpos cetónicos bloquean una sustancia llamada inflamasoma NLRP3, un receptor del sistema inmunológico directamente vinculado a la inflamación. De tal manera que la dieta Keto, es un maravilloso método para sentirse mucho menos hinchado, desinflamado y lleno de energía.