¿Cuál fue la comida en la que Maradona gasto todo su primer sueldo?

Maradona anhelaba llevar a la Tota a cenar, los dos solos, “parecíamos Bill Gates y la reina Sofía”

Maradona se gasto lo poco que había recibido en su primer sueldo llevando a cenar a su madre.
Maradona se gasto lo poco que había recibido en su primer sueldo llevando a cenar a su madre.
Foto: Getty Images

En su juventud, Maradona anhelaba llevar a su madre a cenar y lo cumplió con su primer sueldo. “Me gaste todo el sueldo con mi vieja, los dos solos”, dijo Diego, al contar que se llevó a la Tota a cenar.

El astro de fútbol no tuvo nunca reparos en compartir la vida sencilla que llevó en su infancia e inicios de su adolescencia, aunque siempre destaco que fue feliz porque estuvo lleno de amor por parte de sus viejos, de quien se asumía el favorito.

“No exagero en nada, comíamos solamente carne cuando cobraba papá, todos los cuatro. Ese día sí comíamos milanesa, era como llegar a navidad” contó hace un año a TyC Sports el recién fallecido ídolo del fútbol.

Con su primer sueldo de Argentinos (Juniors), que tampoco era mucho porque le pagaban con viáticos, emocionado pudo cumplir el sueño se llevar a su madre a cenar a una pizzería muy popular llamada La Blanqueada en el barrio de Nueva Pompeya en Buenos Aires.

Diego y Tota se gastaron todo el sueldo esa noche, se comieron unas pizzas espectaculares y bebieron refrescos americanos.

“Con mi primer sueldo llevé a mi vieja a cenar al restaurante La Rumba. Era una pizzería en avenida Sáenz, frente a la Iglesia de Pompeya”, compartió Diego, y añadió entre risas: “Parecíamos Bill Gates y mi vieja la reina Sofía”.

Tanto era del gusto esa pizzería para Maradona que la quiso comprar, pero le dieron no por respuesta. “Fue una de las pocas cosas que me dijeron que no”, contó el futbolista.

En otros pasajes de la entrevista, Maradona se emocionó al recordar a Don Diego y a la Tota. “Mi único problema hoy es que se me fueron mis dos viejitos. Ese es el único problema que tengo. Lo que robaron, lo que me scaron no me importa. Daría todo lo que tengo hoy porque mi vieja aparezca por esa puerta”.

Maradona se ponía sensible al recordar a sus viejos. Asegura que no le importa que le robaran, nada. “Me crie con amor, no me crie con bicicleta, ni con asfalto, ni con patio de baldosa, yo tenía patio de tierra. Comíamos y nos íbamos a acostar a una pieza, dormíamos ocho”, dijo el Pelusa.

Para Diego el único problema que tenía es que ya habían fallecido sus padres, a quienes ansiaba volver a ver.

Te puede interesar: