Estas fueron las últimas palabras de Maradona antes de morir

El futbolista murió en su casa a causa de un paro cardiaco

Estas fueron las últimas palabras de Maradona antes de morir
Miles de personas esperan su turno para despedirse de los restos de Diego Armando Maradona en la Casa Rosada, en Buenos Aires.
Foto: Getty Images

El astro del fútbol argentino Diego Armando Maradona murió este 25 de noviembre a los 60 años de edad. Falleció en su casa ubicada en la periferia de Buenos Aires, en una zona conocida como Tigre.

Estaba en compañía de su sobrino, Johnny Espósito, hijo de una de sus ocho hermanos, y de su equipo médico compuesto por un enfermero, una psiquiatra y un psicólogo. Según El Confidencial, ayer el deportista despertó, desayunó, lucía pálido y estaba un poco frío. Les dijo: “Me siento mal” y se fue a acostar. Esas serían las últimas palabras de Maradona antes de morir.

Su personal médico llamó entonces a urgencias y en apenas unos minutos seis ambulancias llegaron hasta el lugar. Pero ya era demasiado tarde; un paro cardiorrespiratorio había terminado con la vida del hombre que recibió el apodo de “d10s”. Días antes había sido sometido a una cirugía cerebral que transcurrió con éxito.

Con una brillante carrera en la selección argentina de fútbol en las copas mundiales celebradas entre 1982 y 1994, Maradona nunca fue ajeno a la polémica. Su adicción a las drogas, sus parejas sentimentales, sus opiniones y sus amistades con personajes de la política como Evo Morales o Hugo Chávez lo mantuvieron en el reflector mediático.

Una de sus grandes amistades fue la que sostuvo con Fidel Castro, el legendario comandante de la revolución cubana y presidente de Cuba hasta que murió. Maradona se llegó a referir a Castro como su “segundo padre”, se tatuó su rostro en la pierna izquierda y pasó una temporada en Cuba para asistir a un tratamiento por su adicción.

Curiosamente, ambos murieron el mismo día: Fidel Castro, el 25 de noviembre de 2016 y Maradona este 25 de noviembre de 2020. Cuando el futbolista se enteró de la muerte del líder cubano, mientras estaba en Croacia, dijo: “He llorado descontroladamente. Me voy para Cuba a despedir a mi amigo”.