Perimenopausia: cuáles son los primeros síntomas de la menopausia

La perimenopausia es el periodo de transición que conlleva a la menopausia

Perimenopausia: cuáles son los primeros síntomas de la menopausia
La menopausia es un momento decisivo en la vida de las mujeres, por lo que se debe saber cómo actuar.
Foto: Shutterstock

La perimenopausia es el tiempo en el que el cuerpo de la mujer se va adaptando de forma natural para dar paso a la menopausia y con ello, poner fin a los años fértiles. También es conocida como Transición menopáusica, de acuerdo con la Mayo Clinic.

Este momento en la vida de una mujer puede generar muchos conflictos emocionales, por lo que será necesario saber qué hacer cuando esta etapa llegue. En lo que sigue, te hablaremos más sobre esto.

A qué edad comienza

Los síntomas se manifiestan a partir de los 40 años, aunque se pueden presentar en la segunda mitad de los 30, siendo el más común la irregularidad en el ciclo menstrual.

Durante este periodo de transición, el estrógeno baja y sube de forma irregular. De esta manera, los ciclos menstruales pueden ser largos o cortos.

De hecho, puede suceder que durante los ciclos, los ovarios no liberen óvulos. Finalmente, luego de 12 meses seguidos sin menstruar, la menopausia ha llegado de forma oficial.

Los síntomas de la perimenopausia a veces se manifiestan de formas muy perceptibles, mientras que en otros casos son sutiles.

Cambios de ánimo

Los cambios de ánimo se producen durante este periodo de transición, produciendo irritabilidad o incluso llegar a sufrir de depresión. Entre las causas están los cambios hormonales y los sofocos. Estos son muy comunes durante la perimenopausia. La intensidad, frecuencia y duración varían según la persona.

Por otro lado, otro síntoma que se manifiesta es la dificultad para dormir. Esto se debe, de nuevo, a los sofocos y a la sudoración nocturna. Aunque el insomnio puede aparecer de forma impredecible.

Menopausia
La llegada de la menopausia puede ocasionar diversos problemas emocionales. Fuente: Shutterstock

Disminución de la fertilidad

La capacidad de concebir disminuye a medida que la ovulación se va volviendo irregular. No obstante, si todavía la mujer tiene ciclos menstruales, está en la capacidad de tener hijos. Por otro lado, durante la perimenopausia el deseo y el impulso sexual también pueden cambiar.

Alteraciones en los niveles de colesterol

Cuando los niveles de estrógenos disminuyen es posible que se alteren los niveles de colesterol en la sangre.

Estas alteraciones podrían provocar el incremento de colesterol malo, conocido como LDL. Este tipo de colesterol es el causante de los riesgos de llegar a padecer alguna enfermedad cardíaca.

Al aumentar los niveles de LDL, se reducen los niveles del llamado colesterol bueno, o HDL, lo que conlleva también al riesgo de padecer enfermedades que afecten al corazón.

Problemas óseos

Otro síntoma es la disminución de la masa ósea debido a la reducción de estrógenos. Las consecuencias es que la mujer podría sufrir de osteoporosis a temprana edad.

Otros problemas que van surgiendo en la perimenopausia están relacionados con los tejidos vaginales. Estos, a medida el estrógeno disminuye, van perdiendo elasticicidad y lubricación.

Esta pérdida conlleva otros problemas, como las infecciones vaginales. Incluso podría producirse incontinencia urinaria.

Qué hacer en caso de sufrir los síntomas

Si una mujer ha pasado la mitad de los 30 y comienza a sentir algunos de los síntomas mencionados anteriormente, como irregularidad en el periodo, sofocaciones e irritación en el área vaginal y sofocones, lo mejor es acudir a su ginecólogo.

De esta forma, obtendrá un diagnóstico adecuado y sabrá qué medidas tomar para evitar molestias que perjudiquen sus actividades y rutinas diarias.

También te puede interesar:

Mujeres, ¿cómo adelgazar después de los 40?

¿Cómo podemos avivar la sexualidad después de la menopausia?