Principales líderes demócratas apoyan plan de estímulo bipartidista que no incluye cheque de estímulo

Nancy Pelosi y Chuck Schumer parecen estar cediendo en el tema de nuevas ayudas por coronavirus

Principales líderes demócratas apoyan plan de estímulo bipartidista que no incluye cheque de estímulo
Nancy Pelosi este jueves en una ceremonia en el Capitolio en Washington DC.
Foto: Michael Reynolds / EFE

Los principales líderes demócratas en el Congreso de Estados Unidos parecieron lanzar una rama de olivo en medio de la discusión por un nuevo paquete de estímulo.

La portavoz de la mayoría en la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, y el senador Chuck Schumer indicaron en declaraciones conjuntas este miércoles que le dan el visto bueno inicial a la propuesta bipartidista presentada en el Senado el martes.

Aunque señalaron que le presentaron una nueva oferta al líder de los republicanos en el Senado, Mitch McConnell; y a Kevin McCarthy, en la Cámara, los demócratas catalogaron de un buen comienzo la medida.

“Mientras le hicimos una nueva oferta al líder McConnell y al lider McCarthy el lunes, en el espíritu de compromiso, nosotros creemos que el borrador bipartidista presentado por los senadores ayer debe ser utilizado como base para las negociaciones bipartidistas y bicamerales inmediatamente. Por supuesto, que nosotros y otros ofreceremos mejoras, pero la necesidad de actuar es inmediata y nosotros creemos que con negociaciones de buena fe llegaremos a un acuerdo. Con la inminente disponibilidad de la vacuna, es importante que haya financimiento adicional para que las vacunas puedan ser administradas. El esfuerzo de vacunación será dirigido por los estados lo que requerirá incrementará la necesidad de fondos para gobiernos estatales y locales”, plantearon los líderes demócratas.

Cabe señalar que McConnell se opone al proyecto y mantiene su preferencia por un paquete que no sobrepase la inversión de $500,000 millones de dólares.

“A la luz de la urgencia de satisfacer las necesidades de los estadounidenses y la esperanza que la vacuna presenta, es tiempo que el líder McConnell se siente con los demócratas para finalmente iniciar un esfuerzo verdadero y bipartidista para satisfacer las necesidades del país”, añadieron los políticos en relación con la postura del republicano.

Ayer se suponía que el representante demócrata Steny Hoyer conversaría con McConnell sobre el nuevo plan de estímulo.

Lo único concreto sobre las intenciones del líder de los republicanos en el Senado es que moverá las fichas para que la discusión sobre nuevas ayudas económicas se sumen a la de nueva legislación de presupuesto que evite un cierre de Gobierno. Los legisladores tienen hasta el 11 de diciembre para aprobar una medida a esos fines.

Los miembros del Caucus de los Resolutores de Problemas (Problem Solvers Caucus) de la Cámara presentaron con anterioridad un plan que buscaba acortar las distancias entre republicanos y demócratas que esta semana volvieron a revivir tras el anuncio del borrador senatorial.

¿Dónde queda el cheque de estímulo?

Llama la atención, sin embargo, que los demócratas que consecuentemente han respaldado propuestas de ley que incluyan cheques de estímulo para individuos y familias no se expresaron sobre la posibilidad de que se descarten pagos directos a estadounidenses como los aprobados bajo la ley CARES.

La nueva legislación bajo evaluación incluye provisiones para extensión de ayuda por desempleo de $300 semanales por cuatro meses y asignación para gobiernos estatales y municipales, más no para una segunda ronda de cheques de estímulo.

Antes de las elecciones, Pelosi y el secretario del Departamento del Tesoro, Steven Mnuchin, abandonaron las conversaciones en medio de acusaciones de parte y parte de falta de compromiso con el proceso.

Precisamente, el asunto de la asignación de fondos a los estados representó una ficha de tranque en las negociaciones. También el tema de una estrategia nacional contra la COVID-19 y el rastreo de contacto retrasó los procesos.