El empuje del comercio electrónico da alas a Brands of Puerto Rico

La plataforma de venta de productos de la isla se ha aliado con Discover Puerto Rico para patrocinar las empresas y sabores locales fuera de la isla

Los hermanos Taveras empezaron su negocio con la plataforma de su Puerto Rico natal./Cortesía.
Los hermanos Taveras empezaron su negocio con la plataforma de su Puerto Rico natal./Cortesía.
Foto: Cortesía

La COVID-19 ha asestado un tremendo golpe a la mayoría de los negocios en casi todo el mundo. Los que no tienen problemas de ingresos, como los restaurantes o las tiendas de ropa, los tienen con la propia definición del negocio, como las salas de cine. Hay otros, a los que sin embargo no solo no les va mal sino todo lo contrario.

Es el caso de la plataforma de comercio electrónico Brands of Puerto Rico, una empresa de esta isla que, además, recientemente se ha convertido en aliada de Discover Puerto Rico Discover, una firma privada, sin fines de lucro, recientemente establecida cuya misión es hacer que Puerto Rico sea visible para el mundo como un destino de viajes.

Fundada por los hermanos Nestor y Alan Taveras, esta empresa vende productos de alimentación, cultura, ropa y artesanía de empresas puertorriqueñas en la red. Decidieron poner en marcha esta empresa porque estudiaron en EE UU y Argentina y durante el tiempo que pasaron fuera de su hogar se dieron cuenta lo mucho que echaban de menos los sabores de su tierra.

Ellos tenían un negocio de publicidad y mercadotecnia en Puerto Rico y cuando se disparó la emigración antes de la bancarrota de la isla  decidieron atender a la nostalgia que intuyeron que quienes viven en la diáspora iba a sentir. A la vez, abrían mercados a las empresas locales. A los pocos años de arrancar Brands of Puerto Rico, la empresa se enfrentó a la primera gran crisis, el huracán Maria que apagó las luces, en algunos casos para siempre, de muchos de los negocios con los que trabajaban.

Los productos de Brands of Puerto Rico se abren mercado.

Pese a todas las dificultades salieron adelante porque desde la diáspora se quiso apoyar a los boricuas de la isla y así lo contaron a los lectores de este periódico en 2018. Desde entonces y con el impulso que la COVID ha dado al comercio electrónico, el negocio ha crecido.

“Recuerdo que cuando hablamos estábamos en una oficinita pequeña, en Santurce, que es como el distrito de arte, ahora mismo estoy en nuestro almacén. Tenemos 13,700 pies cuadrados y hemos construido un pequeño fullfilment center (donde se gestiona el inventariado y los envíos de las empresas a las que dan cabida), como lo tiene Amazon, lleno de productos de acá de Puerto Rico, de  Dominicana”, explica Alan Taveras, responsable de mercadotecnia y cofundador de la empresa.

Taveras reconoce que habían crecido mucho ya en los últimos años, en general por encima del 100% anualmente, pero en 2020 “más por el tema de la COVID”.

Compras online

De repente los clientes empezaron a hacer las compras de comida y las que se hacen en el supermercado con ellos.”Entre abril y marzo especialmente cuando la gente estaba en sus casas y no quería salir a comprar, a falta de un sistema eficiente de envíos desde supermercados la gente empezó a comprar en la red”, explica Taveras. De hecho, antes de la enfermedad el gasto por paquete era de unos $30 y ahora es de $55.

Este empresario boricua dice que la previsión de inicio de año era cerrar 2020 con unas ventas de unos $700,000 pero ahora confían en superar el millón de dólares en ventas por primera vez.

La composición de sus ventas también ha cambiado. Antes de la COVID vendían el 90% de su catálogo de 120 marcas en EEUU y el resto en Puerto Rico. Ahora venden el 30% en la isla y el resto en el continente. También tienen Brands of Dominicana, Brands of México y de Guatemala con una cartera de 193 productos en total.

El aumento del mercado ha sido un reto. Bienvenido, pero un desafío porque el aumento de las órdenes forzó a la empresa a cambiar, recalibrar y mejorar todos los procesos.”Fue un poco estresante”, admite Taveras. Tuvieron que traer a más personal e ingenieros para atender el aumento de una demanda que además no podía tardar mucho en gestionarse porque eran alimentos. Muchas empresas de alimentación grandes y tradicionales optaron por las facilidades que brindaba el comercio electrónico para el que no estaban preparadas y ganaron en eficiencia.

Antes se enfocaban en pequeños negocios, pero ahora se ha escalado hasta llegar a empresas grandes de la isla.

Discover Puerto Rico

La alianza con Discover Puerto Rico les está ayudando en su estrategia. “No podemos competir con precios porque Amazon siempre nos va a ganar ya que tienen más volumen y capacidad.  Nosotros empezamos a enfocarnos en que nuestro catálogo reflejara la cultura que no solo es  música y literatura, pero también el turismo, que es bien grande acá”. En este sentido la relación entre ambas empresas crea una sinergia con la que cada una llega a audiencias nuevas

La primera campaña que se hizo estaba enfocada en el Small Business Saturday con marcas de café y harinas de amasar además del agroturismo y productos como chulería en pote. “Discovery Puerto Rico que tiene un buen equipo que crea contenido y está promocionando los productos en sus redes. Al pequeño comerciante le encanta”, explica este empresario que dice que se está llegando a un público no hispano y a puertorriqueños que no solo están en Florida y Nueva York sino por todo el país.

Pensando en el futuro Taveras dice que si hay algo que la COVID les ha enseñado es que  hay que ser flexible pero su objetivo es seguir entrando en todos los puntos de EEUU. “Queremos esa conexión y ese puente para que los hispanos sigan sintiéndose orgullosos de sus raíces”.

“Vemos que  cuando los hispanos se mudan, siempre tratan de asimilarse al nuevo lugar, pero creemos mucho en el orgullo hispano. Si nosotros podemos ser una herramienta no tan solo para el desarrollo económico de nuestros países, sino para que la comunidad hispana se sienta orgullosa, perfecto”.