De Blasio sugiere que cierre general de NYC sería luego de Navidad para combatir segunda ola del COVID-19

El anuncio se da mientras los reportes demuestran los contagios y hospitalizaciones siguen aumentando, con más muertes que este martes sumaron 128 en todo el estado

Un eventual decreto pondría una nueva "pausa comercial" a la Gran Manzana.
Un eventual decreto pondría una nueva "pausa comercial" a la Gran Manzana.
Foto: Fernando Martínez / Impremedia

La ciudad de Nueva York vive un momento agridulce y complicado en vísperas de las fiestas navideñas. Por un lado la distribución de la nueva vacuna contra el COVID-19 inyecta una esperanza en la batalla contra la pandemia, pero en paralelo las autoridades siguen dando pasos fuertes hacia la posibilidad de un nuevo cierre general de la economía, que podría producirse entre Navidad y Año Nuevo.

El alcalde Bill de Blasio reiteró este martes que la Gran Manzana “necesita un cierre completo similar a la gran ‘pausa’ que se decretó en la pasada primavera para atenuar la expansión de la pandemia”.

La sugerencia del mandatario municipal, reforzada por segundo día consecutivo, coincide con una curva ascendente de nuevos casos, más muertes y hospitalizaciones por complicaciones asociadas con coronavirus. Todo apunta a que estas tendencias arreciarán por los encuentros familiares  propios de las festividades navideñas.

Los autoridades de Salud de la Ciudad informaron 2,813 casos probables y confirmados del virus reportados este lunes, sumado a una tasa positiva de COVID-19 del 5.51%, en el promedio móvil de los últimos siete días.

En todo el estado sigue alarmando el aumento de las muertes por las infecciones, que este martes llegaron a 128.

El momento ‘natural’: Navidad

“Lo digo con una gran tristeza. Creo que será muy necesario un cierre en las próximas semanas. Quizás con restricciones menores que nos permitan enderezar esta curva de contagios. Ahora con la vacuna y políticas restrictivas, estoy claro que podremos salir de esto en mucho más corto tiempo”, indicó el Alcalde.

Aunque aclaró que la última palabra la tendrá el gobernador Andrew Cuomo, el mandatario municipal dibujó un escenario en donde nuevamente solo se permitirá operar a los negocios esenciales, lo cual implicaría el cierre del programa de restaurantes al aire libre. Y volver al esquema de platos, solo para recoger.

“Creo que el momento más natural para hacerlo sería después de la Navidad. Debemos planificarlo”, apuntó.

La “sugerencia” sobre el cierre completo de negocios no esenciales para estas fechas, se produce horas posteriores a que el gobernador Cuomo anticipara que si la tasa de hospitalización no se reducía en tres semanas continúas, estaría sobre la mesa medidas más extremas. Y al parecer todo indica que ese lapso de tiempo se está agotando. 

Queremos evitar el cierre

El mandatario estatal dijo en su actualización diaria sobre el COVID-19 que está haciendo todo lo que está a su alcance para “evitar otro cierre”, pero subrayó que los hechos indican que las hospitalizaciones y los casos siguen creciendo.

“Estamos en una trayectoria insostenible y si no actuamos, los hospitales podrían verse abrumados en enero“, dijo el gobernador Cuomo.

En este momento, las autoridades de Salud de Nueva York se enfocan en aumentar la capacidad hospitalaria.

“Todos debemos ser inteligentes, duros y detener la propagación: distancia social, usar máscaras y lavarnos las manos. El objetivo es evitar otros bloqueos, pero eso será imposible, si todos no ponemos de nuestra parte“, concluyó.

¿Y las escuelas?

El asesor principal de Salud Pública de la Ciudad, Dr. Jay Varma, indicó que si se concreta una nueva “pausa” en la ciudad, su sugerencia es que los edificios escolares podrán permanecer abiertos.

“Creo firmemente que podemos mantener el entorno escolar seguro, incluso mientras tenemos esta pandemia a nuestro alrededor. El riesgo de que las personas se infecten si eres miembro de la comunidad escolar es similar o, en algunas situaciones, mucho menor que el de cualquier otra persona”, razonó el Dr. Varma.

A esa posibilidad se opone desde ya, de manera radical, la Federación Unica de Maestros (UFT).

Luchamos por reabrir las escuelas, pero solo con el equipo, los procedimientos y las pruebas que las hicieron seguras. Si la tasa de infección por coronavirus aumenta, hasta el punto en que es necesario una nueva pausa en la ciudad, mantener abiertos los edificios escolares sería irresponsable “, reaccionó Michael Mulgrew, presidente de la UFT.

La curva vuelve a aumentar:

  • 5 países de Europa: Reino Unido, Francia, Italia, Holanda y Alemania endurecieron esta semana las medidas de cierres por miedo al repunte de casos por Navidad.
  • 90 días duró el último cierre económico decretado en la primavera en la Gran Manzana para evitar la expansión del virus.
  • 20.000 residentes de la ciudad de Nueva York dieron positivo por el virus en los últimos 7 días.
  • 5.5% es la tasa de positividad hasta el 12 de diciembre, el promedio de contagios se había mantenido por debajo del 1.5% en los tres meses anteriores a Noviembre.
  • 24,500 personas en NYC han muerto desde el inicio de la pandemia por causas relacionadas con COVID 19.
  • 160 residentes de la ciudad de Nueva York fueron ingresados ​​en un hospital con sospecha de síntomas de COVID-19 el pasado lunes.
  • 5.30% es el promedio de contagios en Staten Island, el más alto de toda la ciudad, seguido por Queens (4.67%) y El Bronx (4.41%) en el transcurso de la última semana.
  • 5,982 hospitalizaciones de pacientes infectados con coronavirus en todo el estado
  • 1,065 de esos pacientes están en cuidados intensivos y  580 Intubados
  • 5.33% es la tasa de positividad a nivel estatal.
  • 128 muertes por COVID-19 se confirmaron en el estado de Nueva York este lunes.