La nieve: una pesadilla más para los restaurantes que luchan en la pandemia de Nueva York

Primera alerta en efecto mañana: las comidas al aire libre se suspenderán en NYC desde las 2 p.m.

Deben despejar las aceras y calles lo más posible
Deben despejar las aceras y calles lo más posible
Foto: Edwin Martinez / Cortesía

Además de la caída en el consumo por el desempleo y el éxodo poblacional, las restricciones en el número de clientes que pueden recibir y el gasto en expandir las mesas al aire libre para poder operar en la pandemia, ahora los restaurantes de Nueva York tienen un nuevo contratiempo: las nevadas del inverno que apenas comienza.

Para cumplir con las eventuales operaciones de remoción de nieve, el Departamento de Saneamiento (DSNY) emitió pautas actualizadas que deben cumplirse en las estructuras de restaurantes que han sido improvisadas en las calles y aceras.

En general, DSNY utilizará dos códigos para informar a los propietarios de restaurantes sobre qué hacer si hay una tormenta blanca inminente: “Alerta de nieve” y “Aviso de operaciones de invierno”.

La primera entrará en efecto mañana miércoles: por orden del DSNY las comidas al aire libre se suspenderán en NYC a partir de las 2 p.m., antes de una tormenta invernal inminente que podría arrojar más de 8 pulgadas de nieve. La medida duraría hasta la noche del jueves, pero el departamento advirtió que podría retrasarse hasta el viernes, dependiendo del tamaño final de la nevada y las condiciones de las calles, destacó New York Post.

Cuando se emite un “alerta de nieve”, los servicios en las calles deben finalizar a la hora indicada. Las mesas, sillas y calentadores eléctricos deben ser removidos; también la parte superior de las estructuras debe ser retirada, de ser posible, dijo DSNY, sin exigir que se desmantelen.

Esas alertas se emitirán cuando se pronostique una pulgada o más de nieve o hielo para la ciudad de Nueva York. Si se esperan más de 12 pulgadas, se alentará a los restaurantes a consolidar las estructuras, incluidas las barreras, para facilitar el arado o remoción.

Cuando se pronostique menos de una pulgada de nieve, el DSNY emitirá un “Aviso de operación de invierno”, que no interrumpirá el servicio al aire libre.

Los empleados de DSNY se han capacitado para quitar la nieve en las calles sin afectar las estructuras al aire libre, destacó Pix11. Sin embargo, el departamento emitió una lista de consejos para los propietarios de restaurantes para ayudar a mejorar la seguridad y evitar problemas:

  • Usar palos de nieve para aumentar la visibilidad.
  • Quitar regularmente la nieve y el hielo de las aceras; despejar un camino hacia el paso de peatones, si corresponde.
  • No bloquear los hidrantes de incendio.
  • Es ilegal empujar nieve en la calle. Se puede colocar en la acera, contra el edificio o en alguna propiedad privada.

Según el último decreto del gobernador Andrew Cuomo para frenar los contagios, desde ayer quedó de nuevo suspendido el servicio interno en restaurantes, al menos por dos semanas.