Cómo identificar tu reloj biológico gracias al confinamiento y cómo eso ayuda a tu salud

Identificar nuestro reloj biológico nos ayudará a organizar mejor nuestro día a día

No todas las personas se sienten activas y con energía en las mañanas.
No todas las personas se sienten activas y con energía en las mañanas.
Foto: Shutterstock

El reloj biológico es el mecanismo interno de todo ser vivo que le dota de orientación temporal. Más que una máquina, es un conjunto de funciones orgánicas estrechamente relacionadas con el ritmo de nuestra vida.

Como se indica en Efe Salud, los ritmos biológicos inciden en el rendimiento que podamos tener en el deporte, nuestro trabajo, a la hora de descansar, y también al comer. Si es así, conocer a mayor profundidad nuestro reloj biológico puede ayudarnos mucho.

¿Cómo identificar nuestro reloj biológico?

Podemos entender nuestro reloj biológico al identificar los patrones de actividad y de inactividad del cuerpo, o lo que es lo mismo, identificar los periodos del día en que somos más o menos activos para ciertas tareas.

Las personas diurnas ocupan la mañana y el mediodía para realizar sus actividades más demandantes, como el ejercicio físico, el trabajo, y también el estudio. En este momento del día se encuentran metabólicamente activos, lo que ayuda también a su alimentación.

Las personas vespertinas se caracterizan por ser más activas durante la tarde, teniendo la noche como periodo de reposo y descanso. Estas personas pueden trabajar y realizar actividad física con mayor facilidad durante este periodo porque se sentirán más enérgicas.

Por último, las personas nocturnas desarrollan las actividades más pesadas de cotidianidad por la noche, reservando el día para descansar y reponer energías. Eso sí, no son tan comunes de encontrar como las diurnas o las vespertinas.

Cómo usar el reloj biológico para beneficio de la salud

Una vez sepamos las características de nuestro reloj biológico, lo mejor que podemos hacer es adaptar las horas de actividad física a nuestros ciclos de mayor rendimiento, esto con el fin de aprovechar lo máximo posible tales ciclos.

reloj biológico
Algunas personas suelen ser más activas durante la noche, aunque es poco usual. Fuente: Shutterstock

Para la mayoría de personas el mejor momento para realizar actividad física es en la tarde, y esto ocurre porque tendrían la cantidad necesaria de energía para realizar sus rutinas de manera cómoda y adecuada para ellos.

Por otro lado, es importante respetar los momentos para comer porque esto se relaciona directamente con nuestra capacidad metabólica. No es precisamente sano desayunar en el mediodía, ni tampoco almorzar a las 4 o 5 de la tarde.

Los picoteos entre comidas alteran nuestro reloj biológico e impiden que este se estabilice satisfactoriamente. Además, dependiendo de lo que comamos, pueden significar una ingesta innecesaria de grasas.

Conocer nuestras horas de mayor rendimiento nos ayudará a organizarnos mejor en cuanto a trabajo, pero también en lo referente al ejercicio físico y la alimentación, lo que tendrá un impacto positivo en la salud en este contexto de pandemia y después de ella.

También te puede interesar:

¿Cómo afectará el invierno el contagio por Covid-19 en Estados Unidos?

¿Por qué las mamparas de plástico no son tan seguras como el cubrebocas para protegerte del Covid?

Todo lo que debes saber para amamantar a tu hijo de forma segura en época de Covid