Copa menstrual vs. Tampones ¿Qué opinan los científicos?

La copa menstrual es una mejor inversión a largo plazo que los tampones

La copa menstrual también te ayudará a cuidar el medio ambiente.
La copa menstrual también te ayudará a cuidar el medio ambiente.
Foto: Shutterstock

La copa menstrual y los tampones son los dos métodos de gestión menstrual más importantes que las mujeres tienen a su disposición, pero como indica la BBC, hay una disputa respecto a cuál es mejor o más efectivo en su función.

Un estudio publicado por la revista Lancet Public Health determinó que las copas menstruales son tan efectivas como los tampones, revelando también que ellas no son tan conocidas entre el público femenino.

Análisis de los estudios

La revista publicó un trabajo que analizó 43 estudios realizados en 3.300 mujeres y niñas de países ricos y pobres. Este estudio analizó las preocupaciones de las usuarias respecto al uso de las copas menstruales, así como sus hábitos generales de higiene íntima.

Las preocupaciones más habituales alrededor de las copas menstruales iban desde el dolor y la dificultad para ajustarlo adecuadamente o para retirarlo, pasando también por las inquietudes respecto a fugas y roces.

Sin embargo, el trabajo encontró también que estas complicaciones eran poco frecuentes, y que el 70% de las mujeres que hicieron parte del estudio querían seguir usando las copas menstruales una vez se familiarizaron con ellas.

Por otro lado, el trabajo abordó 4 estudios que comparaban las pérdidas que ocurrían con la copa menstrual y las que sucedían con las compresas desechables o los tampones. En tres de ellos, el nivel de fuga era similar, y en el otro era menor en las copas menstruales.

Características de las copas menstruales

Copa menstrual
En la actualidad se está popularizando el uso de la copa menstrual. Fuente: Pexels

En Estados Unidos, el costo de una copa menstrual oscila entre 18 y 31 dólares, lo que es una cifra muy superior al costo promedio de una caja de tampones. No obstante, la copa menstrual es reutilizable, y puede ser usada hasta por 10 años.

Como son reutilizables y no desechables, las copas menstruales son consideradas como una opción ecológica para el medio ambiente, mucho más que las toallas sanitarias y los tampones.

Las copas menstruales están hechas de un material suave y flexible, como goma o silicona quirúrgica. Pueden recoger una mayor cantidad de sangre que los tampones y las toallas sanitarias, pero se deben vaciar y lavar con cierta regularidad.

Hay dos tipos principales de copas: una copa vaginal con forma de campana que se sitúa en la parte baja de la vagina, y una copa cervical que se ubica más arriba, como un diafragma de anticoncepción.

La recomendación más importante respecto a su uso es de esterilizarla después de haberla vaciado y antes de introducirla nuevamente en la vagina a fin de evitar cualquier tipo de enfermedad o infección.

El uso de la copa menstrual o de los tampones es una cuestión de preferencias, y también de los gustos entre unas y otras mujeres. Como ya viste, ambos son recursos efectivos para usar durante la menstruación sin sacrificar tu comodidad e higiene.

También te puede interesar:

¿Cuán preocupante es el sangrado menstrual con tejido fibroso?

Los 5 mejores alimentos para potenciar la salud femenina y equilibrar las hormonas

Qué alimentos debes comer en la menstruación para recuperarte

Copas menstruales: ¿Son confiables para tu salud?