Vacuna de Pfizer y BioNTech sería efectiva contra nuevas variantes de coronavirus

Investigadores de la Universidad de Texas descubrieron que la vacuna no pierde efectividad y por tanto, es segura su aplicación

Los investigadores descubrieron que es efectiva en 16 nuevas variantes del virus.
Los investigadores descubrieron que es efectiva en 16 nuevas variantes del virus.
Foto: Toms Kalnins / EFE

Un grupo de científicos de la Universidad de Texas llevó a cabo una investigación para determinar si la vacuna de Pfizer y BioNTech es igualmente efectiva con las nuevas variantes de coronavirus recientemente descubiertas en Reino Unido y Sudáfrica, las cuales han resultado ser más transmisibles que el virus original, aunque no más mortales.

El estudio se centró en la mutación de la proteína N501Y de la espicula, fundamental para la entrada del virus en la célula y la posterior proliferación. También se ha analizado el resultado del fármaco en la variante E484K, la detectada en Sudáfrica. Según ha informado Phil Dormitzer, investigador de la vacuna de Pfizer, esta variación es la que ha generado la alarma por el aumento de la capacidad de propagación.

Luego de analizar las muestras serológicas de personas vacunadas, se descubrió que la eficacia de la vacuna se mantiene frente a las nuevas variantes; sin embargo, los investigadores resaltaron que dicho hallazgo se limita a las mutaciones estudiadas pero esto no determina que se obtenga el mismo resultado frente a una nueva variación.

“Hemos probado 16 mutaciones diferentes y ninguna de ellas ha tenido realmente ningún impacto significativo (en la eficacia de la vacuna). Esas son las buenas noticias. Eso no significa que sea así en la variante 17”, explicó Dormitzer.

Ante la situación, Pfizer anunció públicamente que seguirá con la investigación respecto a las variantes y mutaciones del coronavirus y la eficacia de la vacuna sobre ellas.

“Es tranquilizador que Pfizer esté siguiendo de cerca si las variantes del virus pueden escapar de las respuestas inmunitarias provocadas por su vacuna y que hasta ahora no haya evidencias de que las mutaciones analizadas hayan generado diferencias en la capacidad de los anticuerpos. Por supuesto, esto necesita un seguimiento constante, en especial con la variante sudafricana, cuya mutación es preocupante. Pero, incluso si vemos alguna diferencia, la tecnología utilizada para fabricar las vacunas permite modificarla muy rápidamente si es necesario”, indicó Deborah Dunn-Walters, miembro de la Sociedad Británica de Inmunología, en entrevista a Science Media Centre.