El macabro crimen por el que ejecutaron hoy a Lisa Montgomery: estranguló a embarazada, le sacó bebé del vientre y lo secuestró

A pesar de los hechos, hasta la ONU pedía que no mataran a la mujer por inyección letal debido a los traumas y abusos que sufrió desde niña

El macabro crimen por el que ejecutaron hoy a Lisa Montgomery: estranguló a embarazada, le sacó bebé del vientre y lo secuestró
Lisa Montgomery fue ejecutada este miércoles en Indiana.
Foto: Wyandotte County Sheriff / EFE

Temprano este miércoles, Lisa Montgomery murió por inyección letal en el Centro Penitenciario de Terre Haute, en Indiana, convirtiéndose así en la primera mujer ejecutada a nivel federal en 67 años.

Montgomery, de 52 años, murió a la 1:31 a.m., unas 7 horas y media después del tiempo estipulado inicialmente para ejecutar su muerte.

El procedimiento contra Montgomery estaba pautado para realizarse este martes, 12 de diciembre.

Sin embargo, la decisión del juez federal del Distrito Sur de Indiana, James Hanlon, le otorgó un breve periodo de gracia para que se evaluara a fondo si la condenada se encontraba apta mentalmente para ser sometida al proceso.

Solo horas antes y a raíz de la decisión anterior, medios de prensa reportaban que la mujer podría librarse de la pena de muerte tras 16 años en prisión, e incluso mencionaban la posibilidad de que se le pudiera conmutar la sentencia a una de cárcel.

Pero, la Corte Suprema aplanó el camino para que se ejecutara a Montgomery con una serie de órdenes a esos fines antes de la medianoche de hoy, luego de que los fiscales en el caso así como los abogados de la mujer presentaran sendas apelaciones para que la balanza se inclinara a su favor.

El alto foro argumentó que los abogados de Montgomery esperaron mucho tiempo para presentar su solicitud de suspensión de ejecución. Además alegaron que las declaraciones de expertos en salud mental presentadas por los abogados de la hoy fallecida se basaron en información no actualizada. Dos de los profesionales evaluaron a Montgomery en 2016, y otro en el 2010, según los jueces.

La defensa de la ejecutada no está satisfecha con la decisión del Supremo.

“Nuestra Constitución prohíbe la ejecución de una persona que no pueda comprender racionalmente su ejecución (…). La administración actual lo sabe. Y la mataron de todos modos”, denunció la abogada principal en el caso Kelley Henry en una declaración difundida por los medios.

Pedido de clemencia

Un reporte de USA Today precisa que el 24 de enero, los abogados de la convicta le pidieron al presidente saliente Donald Trump que le conmutara la sentencia a una de cadena perpetua sin posibilidad de salir bajo libertad condicional en un documento de casi 7,000 páginas. En la petición de clemencia, la defensa describió el severo trauma que marcó la niñez de la condenada a la pena capital.

Montgomery no solo fue abusada sexualmente por su padrastro, también vendida a traficantes sexuales por su madre, una alcohólica, cuyo consumo de licor habría afectado el funcionamiento cerebral de Montgomery desde antes de nacer. En el pedido de conmutación, también se plantea que los primeros abogados que tomaron el caso de Montgomery no la representaron efectivamente.

Panel de la ONU también pidió que no la ejecutaran

Este argumento también fue levantado en favor de la mujer por parte de un panel de expertos de las Naciones Unidas (ONU) hace unas semanas que también pidieron dejar sin efecto la condena de pena de muerte.

“La señora Montgomery fue víctima de un nivel extremo de abuso físico y sexual a lo largo de su vida contra el cual el estado nunca brindó protección y para el cual tampoco ofreció soluciones”, indicó el panel de la ONU a través de un comunicado de prensa de la Oficina de Derechos Humanos de la ONU, ACNUDH.

“La señora Montgomery fue sometida a múltiples violaciones desde los 11 años y obligada a prostituirse a los 15. Más tarde se casó y fue sometida a más abusos, algunos de los cuales están captados en video. Tuvo cuatro hijos antes de ser presionada para que la esterilizaran en contra de su voluntad. A la edad de 34 años se había mudado 61 veces. Como resultado de los traumas que experimentó, desarrolló varias afecciones mentales graves por las que no tuvo acceso a tratamiento”, añaden.

“Las normas internacionales son claras: la pena de muerte siempre es arbitraria e ilegal cuando el tribunal ignora o descarta hechos esenciales que pueden haber influido significativamente en las motivaciones, la situación y la conducta de un acusado condenado a la pena capital”, agrega el informe de las Naciones Unidas.

“El hecho de no tener en cuenta la historia personal y las experiencias traumáticas de la señora Montgomery es especialmente atroz. Durante su infancia, un oficial de policía, un juez y un administrador de la escuela fueron informados o sospecharon que ella estaba siendo abusada sexualmente, pero no se tomó ninguna medida para ayudarla”, puntualiza el documento.

 

Un explícito asesinato

Montgomery fue sentenciada a la pena capital en el 2004 por asesinar a la embarazada Bobbie Jo Stinnett, de 23 años, sacarle la bebé que cargaba y secuestrarla para hacerla pasar como su hija.

El 16 de diciembre de ese año, Montgomery condujo desde su casa en Melvern, Kansas, hasta la de Stinnett, en Skidmore, Missouri. La excusa era adoptar un perro Rat Terrier de Stinnett. Pero, en lugar de lo anterior, la asesina, estranguló a la víctima con una cuerda, le realizó una cesárea improvisada y huyó con la niña, quien sobrevivió al hecho.