4 razones por las que puedes tener antojo de azúcar y qué hacer para evitar sucumbir a él

Tus antojos de azúcar son señales de que en realidad tu cuerpo necesita otra cosa

El deseo de azúcar puede significar que tu cuerpo necesita ciertos minerales.
El deseo de azúcar puede significar que tu cuerpo necesita ciertos minerales.
Foto: Sharon McCutcheon / Pexels

Los antojos por algo dulce están comunicando algo que tu cuerpo te quiere decir. En ocasiones los deseos de azúcar pueden provenit de las emociones como la tristeza o el estrés, pero otras veces, las causas pueden ser señales más fisiológicas.

1. Deshidratación

La falta de agua puede confundirse con hambre y los antojos de azúcar. Tus anhelos por una golosina, un pan o una galleta pueden ser una señal de deshidratación.

Cuando no obtienes suficientes líquidos, puede ser difícil para tu cuerpo metabolizar el glucógeno (glucosa almacenada) para obtener energía, por lo que nuestros cuerpos anhelan el azúcar para proporcionarnos una fuente rápida de energía. Pero lo que realmente necesitas es beber agua, según explica la nutricionista Stehanie Kay.

2. Picos y caídas rápidas de azúcar en sangre

Los picos y caídas repentinas de azúcar en la sangre pueden hacerte sentir cansado o con hambre y fuertes antojos de azúcar. Este efecto en la sangre puede ser provocado por el consumo de azúcares y carbohidratos simples, alimentos muy procesados con un alto índice glucémico, refrescos, frituras, pan, arroz blanco, golosinas. También hay alimentos no procesados que suben demasiado el azúcar en sangre como las papas.

Opta por consumir alimentos con fibra y proteínas que ayudan a mantener estabilizados los niveles de azúcar en la sangre.

3. Deficiencia de magnesio

El deseo de azúcar puede significar que tu cuerpo necesita ciertos minerales que están involucrados en el metabolismo de la glucosa o en la producción de insulina. El zinc y el magnesio son algunos de estos minerales.

“Cuando tienes deficiencia de magnesio, tu cuerpo tiene dificultades para llevar energía a las células, lo que te hace sentir cansado y antojo de azúcar”, explica la nutricionista Ayat Sleymann.

Las legumbres, almendras, nueces, maní y semillas son fuente de magnesio.

4. Exceso de bacterias malas

Una dieta occidental rica en azúcar refinada, carnes rojas y baja en frutas y verduras puede promover alteraciones en microorganismos intestinales saludables. La falta de bacterias beneficiosas puede favorecer un crecimiento excesivo de bacterias malas. Stehanie Kay apunta a que tus antojos de azúcar pueden provenir de un crecimiento excesivo de bacterias malas.

La ​​dieta juega un papel importante en determinar qué tipos de microbios viven en nuestros intestinos. Una dieta rica en fibra y rica en plantas con muchas frutas, verduras, cereales integrales y legumbres parece favorecer el crecimiento y el mantenimiento de microbios beneficiosos.

Razones para evitar el consumo de azúcar agregado

No necesitas azúcar agregado. Los azúcares añadidos incluyen azúcares o edulcorantes calóricos que se añaden a los alimentos o bebidas durante el procesamiento o preparación.

Las principales fuentes de azúcares agregados son los refrescos, azúcares, dulces, pasteles, galletas, tartas y bebidas de frutas; postres lácteos y cereales azucarados.

De acuerdo a la Asociación Estadounidense del Corazón (AHA), demasiada azúcar agregada puede aumentar el riesgo de:

  • Enfermedad cardiovascular
  • Problemas cognitivos, como demencia y Alzheimer.
  • Cáncer de colon
  • Diabetes
  • Niveles altos de presión arterial, colesterol y triglicéridos.
  • Nefropatía
  • Enfermedad del higado
  • Obesidad
  • Cáncer de páncreas
  • Daño a la retina, los músculos y los nervios

Te puede interesar: