Tesla no obtiene sus grandes ganancias vendiendo autos: cuál es su secreto

Tesla hubiera tenido pérdidas en 2020 si hubiera dependido de la venta de automóviles

La empresa ha hecho a su fundador, Elon Musk, en uno de los más ricos del mundo.
La empresa ha hecho a su fundador, Elon Musk, en uno de los más ricos del mundo.
Foto: Craig Adderley / Pexels

Tesla ha logrado acumular grandes ganancias en el último año, y hasta llevó a su fundador, Elon Musk, a convertirse en uno de los hombres más ricos del mundo. Sin embargo, la gran fortuna de la compañía de autos eléctricos no viene de la venta de coches.

Once estados del país requieren que los fabricantes de automóviles vendan un cierto porcentaje de vehículos de cero emisiones para 2025. Si no pueden venderlos, los fabricantes de automóviles tienen que comprar créditos regulatorios de otro fabricante de automóviles que sí haya cumplido con las ventas, como Tesla.

Y es que esta empresa sí ha logrado cumplir con las ventas requeridas, ya que vende exclusivamente automóviles eléctricos.

Este es un negocio muy lucrativo para Tesla, pues ha generado $3,300 millones de dólares en créditos regulatorios en el transcurso de los últimos cinco años, y casi la mitad de eso lo recibió en 2020.

Los $1,600 millones de dólares en créditos regulatorios que recibió el año pasado superaron con creces los ingresos netos de Tesla de solo $721 millones, lo que significa que Tesla habría registrado una pérdida en 2020 si solo hubiera dependido de la venta de carros.

Es decir que Tesla está perdiendo dinero vendiendo autos, pero está ganando dinero vendiendo créditos.

Los ejecutivos de Tesla están conscientes de que no pueden contar con este flujo de dinero por siempre. “Esta es siempre un área que nos resulta extremadamente difícil de pronosticar. A largo plazo, las ventas a crédito regulatorio no serán una parte material del negocio, y no planificamos el negocio en torno a eso. Es posible que, durante un puñado de trimestres más, siga siendo fuerte, aunque también es posible que no lo sea”, dijo el director financiero de Tesla, Zachary Kirkhorn, de acuerdo con CNN.

Los 11 estados que requieren que un cierto porcentaje de automóviles sean vehículos de emisión cero, o que los fabricantes de automóviles compren créditos de una empresa como Tesla que haya superado el objetivo de ventas, son California, Colorado, Connecticut, Maine, Maryland, Massachusetts, Nueva York, Nueva Jersey, Oregon, Rhode Island y Vermont.

–También te puede interesar: Las alitas de pollo suben de precio antes del Super Bowl