20 estados nunca han tenido una gobernadora: Nueva York saldría de la lista si Cuomo deja el cargo por acoso sexual y muertes de ancianos

Kathy Hochul, quien se define como una "Demócrata independiente", asumiría el período que termina en enero 2023

Vicegobernadora Kathy Hochul, 2019
Vicegobernadora Kathy Hochul, 2019
Foto: Mariela Lombard / El Diario NY

Aún considerándose “progresista”, Nueva York es parte de la minoría de 20 estados del país que jamás han tenido una mujer al frente del poder ejecutivo regional.

Kathy Hochul podría ser la primera gobernadora en la historia de Nueva York, si los recientes escándalos culminan en la salida de Andrew Cuomo, por renuncia o destitución, un clamor cada vez mayor incluso desde su partido Demócrata, a nivel regional y federal.

A la actual vicegobernadora de 62 años le correspondería por ley asumir el cargo de Cuomo, cuyo tercer período terminaría oficialmente el 1 de enero de 2023. Sería un gran ironía que una mujer sucediera al gobernador, luego de ser señalado de acoso sexual por tres neoyorquinas, hasta ahora.

Al momento Cuomo (63) ha negado haber actuado mal y no ha dado ninguna indicación pública de que esté considerando dimitir o siquiera abandonar su deseo de optar al cargo por cuarta vez. Su fallecido padre, Mario Cuomo, también fue gobernador por tres períodos (1983/1994), hasta ser vencido por George Pataki (R) al buscar otra reelección.

“Kathy está absolutamente lista”, afirmó el domingo al New York Post el presidente del Partido Demócrata en el condado Erie, Jeremy Zellner. “Hay una palabra que describe a nuestra vicegobernadora: tenaz”, continuó Zellner, señalando la capacidad de Hochul para atraer tanto a los Demócratas rurales como urbanos. “Ella sabe lo que hay que hacer por la gente de Nueva York”.

Nacida en Buffalo (NY) en una familia de clase media baja, hoy Hochul es una esposa y madre de dos hijos que recibió su licenciatura en la Universidad de Syracuse y estudió Derecho en la Universidad Católica de Washington, DC.

A principios de la década de los 90 dejó de ejercer la abogacía para entrar en la política local, logrando cargos importantes a posteriori. En 2003 fue designada adjunta por el secretario del condado Erie, David Swarts. Cuando él renunció al cargo en 2007, Hochul ganó los comicios para terminar su mandato y logró la reelección en 2010, pero no terminó ese período pues se encaminó hacia Washington.

Hochul, quien se describe a sí misma como una “Demócrata independiente”, se convirtió en 2011 en Representante por el 26to distrito del Congreso de Nueva York, que abarca partes de los condados Erie y Niágara, venciendo a la favorita Jane Corwin (R) en unas elecciones especiales.

Fue la primera Representante Demócrata en ese distrito en más de 40 años. Sin embargo, su presencia en Washington fue fugaz, y ya en 2012 perdió la reelección por escaso margen ante Chris Collins (R). Esa vez Hochul fue apoyada por la Asociación Nacional del Rifle (NRA), lo cual parece haber molestado a sus votantes.

Cuando Robert Duffy, quien se desempeñó como vicegobernador durante el primer mandato de Cuomo, anunció que no buscaría la reelección en 2014, el gobernador dio el visto bueno a Hochul.

En sus labores como vicegobernadora, Hochul se ha mantenido relativamente anónima y ni siquiera fue mencionada en las polémicas memorias que Cuomo publicó el otoño pasado autoalabando su gestión en la pandemia.

A medida que han aumentado las llamadas para una investigación independiente sobre las acusaciones de acoso sexual contra Cuomo, Hochul afirmó que “Todos merecen que se escuche y se tome en serio su voz”.

Su esposo, William J. Hochul Jr., es un abogado que fue Fiscal federal para el Distrito Oeste de Nueva York de 2010 a 2016.