Si te sangran las encías, puedes tener deficiencia de una vitamina

La inflamación y sangrado de las encías, puede ser una señal de que necesitas ciertas vitaminas en tu dieta, cuya deficiencia también puede provocar la pérdida de dientes

Si te sangran las encías, puedes tener deficiencia de una vitamina
El sangrado de encías puede ser una señal de enfermedad.
Foto: Shutterstock

El sangrado de encías puede tener diversas causas. Una de las causas más comunes del sangrado continuo de las encías es la acumulación de placa, lo que da lugar a gingivitis o encías inflamadas. Pero el sangrado también puede ser una señal de otras afecciones médicas más graves y de deficiencia de ciertas vitaminas.

Deficiencia de vitamina C

El escorbuto, es una deficiencia de vitamina C que puede causar sangrado de encías.

El escorbuto causa cansancio, inflamación y sangrado de las encías y aflojamiento o pérdida de dientes, pequeñas manchas en la piel de color rojo o violeta, dolor en las articulaciones, mala cicatrización de las heridas, y vello ensortijado. Las personas que padecen escorbuto también pueden sufrir depresión y anemia. La Oficina de Suplementos Dietéticos de los NIH señala que: “Sin tratamiento, el escorbuto es mortal”.

Un metanálisis publicado en Nutrition Reviews, analizó estudios publicados de 15 ensayos clínicos en seis países, que involucraron a 1,140 participantes y datos de 8,210 residentes de Estados Unidos. Los resultados mostraron que el sangrado de las encías o la tendencia al sangrado gingival, así como el sangrado en el ojo o la hemorragia retiniana, se asociaron con niveles bajos de vitamina C.

Incorporar naranja a tu dieta, una porción de fresas u otros alimentos ricos en vitamina C no solo es bueno para tu boca. El cuerpo necesita vitamina C para producir colágeno, una proteína necesaria para la cicatrización de las heridas. La vitamina C también es un importante antioxidante, mejora la absorción del hierro presente en los alimentos de origen vegetal y contribuye al buen funcionamiento del sistema inmunitario.

Deficiencia de vitamina K

La vitamina K es un nutriente importante para la coagulación de la sangre, la salud de los huesos, y para otras funciones del cuerpo. La deficiencia puede ser causa de sangrado de encías. Una deficiencia grave de vitamina K puede provocar hematomas (moretones) y problemas de sangrado debido a que la coagulación de la sangre es más lenta. También puede reducir la fuerza de los huesos y aumentar el riesgo de osteoporosis.

La vitamina K se encuentra naturalmente presente en muchos alimentos. Como por ejemplo: en las hortalizas de hojas verdes como la espinaca, col rizada (o berza), brócoli y lechuga.

Otras causas de encías sangrantes

Tus encías también pueden sangrar si te cepillas con demasiada fuerza o con el uso inadecuado del hilo dental. MedlinePlus señala otras posibles causas para unas encías sangrantes como: trastorno hemorrágico, cambios hormonales durante el embarazo, dentaduras postizas u otros aparatos dentales mal ajustados, infección en un diente o en la encía, leucemia (un tipo de cáncer de sangre) y uso de anticoagulantes.

Usa un cepillo de dientes extra suave o de cerdas suaves cuando te cepilles los dientes. Si esto no resuelve el sangrado, debes averiguar por qué te sangran las encías, descartar deficiencia de vitaminas u otro problema de salud.

Te puede interesar: