A qué poner atención en el Senado sobre el tercer cheque de estímulo

El líder de la mayoría, Chuck Schumer, afirma que esta semana habrá importantes avances

A qué poner atención en el Senado sobre el tercer cheque de estímulo
El líder de la mayoría en el Senado, Chuck Schumer.
Foto: Stefani Reynolds / Getty Images

Este miércoles comenzó la discusión del tercer paquete de estímulo económico de $1.9 billones de dólares en el Senado, donde se espera un intenso estira y afloja entre demócratas progresistas y conservadores, debido a distintos proyectos integrados en el plan.

El líder de la mayoría, Chuck Schumer (Nueva York), corre el riesgo de no lograr la mayoría mínima necesaria para avalar el plan impulsado por el presidente Joe Biden, lo que afectaría la agenda de los primeros 100 días del mandatario, debido a que la lucha contra la pandemia de COVID-19 y sus efectos económicos es uno de los ejes.

Aunado a ello, los demócratas enfrentan críticas por reportes de que el presidente Biden aceptó reducir el número de personas a quienes enviar el cheque de $1,400 dólares, lo cual se logrará con un nuevo tope en el nivel de ingresos máximo.

Es decir, las personas que ganan más de $80,000 dólares al año y las parejas que ingresan más de $160,000 anuales no recibirán ayuda alguna.

La portavoz de la Casa Blanca, Jen Psaki, no quiso confirmar que el presidente Biden aceptó la propuesta, pero una fuente reveló la medida a The Washington Post y The Associated Press, aunque la vocera dijo que el mandatario “estaba cómodo” con las negociaciones.

“Se siente cómodo y sabe que habrá ajustes en el margen… Su punto de vista es que se debe cumplir con el alcance del desafío, debe ser del tamaño que él ha propuesto, debe tener los componentes centrales para tener un impacto en el pueblo estadounidense”, indicó.

Schumer no habló de esa negociación, impulsada por demócratas como Joe Manchin (West Virginia), pero el líder de la mayoría del Senado criticó a los republicanos.

“Casi no importa lo que haya en el proyecto de ley, todo lo que mis colegas se oponen es a ‘una lista de deseos liberales’. Así lo llaman muchos de ellos”, lamentó. “Cuando la gente quiere cheques que les ayuden a salir del pantano, esa no es una lista de deseos liberales, eso es lo que quiere el pueblo estadounidense”.

Los líderes demócratas, incluida la presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi (California), están bajo presión, al grado que su oficina reportó el retiro de dos proyectos que habrían sido beneficiados en el paquete avalado por representantes a finales de febrero.

Se trata de $1,425 millones en fondos para proyectos del ferrocarril de tránsito, incluida la extensión de la línea Bay Area Rapid Transit desde San José a Santa Clara, California; tampoco se destinarán $1.5 millones para el puente Seaway International en Nueva York.

La oficina de Pelosi indicó que esos fondos eran parte de $30,000 millones en apoyo al transporte público que la parlamentaria Elizabeth MacDonough del Senado consideró inviable, porque violaba la “regla Byrd”.

Sobre el puente en Nueva York, supuestamente el senador Schumer desconocía que los fondos se habían incluido en el paquete de la Cámara, según un reporte de CNN.

Salario, desempleo y estados

Un grupo de demócratas y varios republicanos, incluido el líder Mitch McConnell (Kentucky), se oponen a distintos elementos del paquete de ayuda, por lo que empujan una agenda bipartidista a la que Schumer no ha logrado darle la vuelta.

Además de la intención de “dirigir” los $1,400 dólares directo a estadounidenses, los principales problemas que enfrentan senadores para resolver son el monto del bono al seguro de desempleo, el aumento al salario mínimo a $15 dólares y los recursos destinados a gobiernos estatales y locales.

El paquete incluye un bono de $400 dólares semanales al seguro de desempleo, pero los opositores, liderados por Manchin, lo considera “excesivo” y pretenden reducirlo a $300 dólares.

Aunque la decisión de la parlamentaria MacDonough fue que no se integrara el incremento salarial, el presidente del Comité de Presupuesto, Bernie Sanders (Vermont), confirmó presentará una moción.

“Voy a proponer una enmienda para aumentar el ingreso mínimo a $15 dólares la hora”, dijo Sanders, el principal impulsor de la propuesta en el Senado.

Asimismo, aunque expertos en economía han señalado que la crisis provocada por la pandemia de COVID-19 pone en riesgo los servicios en condados y ciudades, congresistas republicanos y demócratas se oponen a destinar $350,000 millones de dólares para que las administraciones locales mantengan operando con eficacia los servicios de seguridad, primeros auxilios y educativos, entre otros.

El senador Manchin es parte de esa batalla, pero afirma: “Estamos negociando”. De su lado está el senador Angus King (Maine), quien considera que debería haber más candados sobre la asignación de los fondos.

“Creo que debería haber algunas medidas de seguridad en esos fondos”, dijo King.

El proceso

Esta semana, el Senado debe integrar el proyecto y avalarlo en comités, para luego llevarlo al pleno quizá la próxima semana.

El senador Schumer afirma que se votará antes del 14 de marzo, la fecha en que termina la distribución del bono al seguro de desempleo para más de cuatro millones de personas.

“Si miran la trayectoria: cada vez que presentamos un proyecto de ley de alivio, en marzo, la economía mejoró en junio, en julio”, dijo Schumer sobre la Ley CARES. “Pusimos un proyecto de ley de alivio en diciembre, y ahora las cifras parecen un poco mejores para enero. Pero la economía no es lo suficientemente fuerte… Necesitamos un gran alivio para poner en marcha la economía, de modo que pueda continuar en una senda ascendente por sí misma“.